Habitantes de Isla Arena piden reabrir el Museo de Pedro Infante

Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Habitantes de Isla Arena piden reabrir el Museo de Pedro Infante

La medida de la Administración Portuaria Integral de Campeche lesiona la economía y turismo del paraíso que el Idolo de México descubrió en los años 50´s

Por Martha López Huan

La economía de Isla Arena, ubicada en Calkiní, Campeche, el paraíso que descubrió Pedro Infante Cruz en los años 50´s, está colapsando por el cierre del Complejo Turístico y Cultural que tiene en su interior un museo con trajes, fotos, serruchos, martillos y otros objetos que pertenecieron al Ídolo de México.

“Los turistas llegan a bordo de sus vehículos o en autobuses y encuentran cerrado el lugar y el personal a cargo de la vigilancia ni siquiera permite tomar fotos”, comentó el pescador Julio César Cruz González.

Durante un recorrido por Isla Arena, el puerto que se ubica a un costado de Celestún, Yucatán, otros habitantes lamentaron el cierre del Museo de Pedro Infante, “¿cómo podemos presumir que el protagonista de Qué te ha dado esa mujer, Tizoc y Los tres García venía aquí a disfrutar el mar y la naturaleza?”.

Un dato curioso de la isla es que la mayoría de sus más de 1,000 habitantes llevan el segundo apellido del Idolo de Guamúchul: Cruz.

Aunque era domingo y se veía a algunos visitantes recorriendo la zona, las tiendas y restaurantes aledañas al lugar donde tenía su casa Pedro Infante estaban cerrados.

Otros visitantes insistían para que les abran y unos más, resignados recorrían otros sitios del pintoresco puerto de pescadores, que incluye muelles y una exuberante vegetación proveniente de la Reserva de la Biosfera de Celestún, Yucatán.

“Urge que reabran el Museo de Pedro Infante y el Complejo Turístico y Cultural que está a cargo de la Administración Portuaria Integral (API), para que la gente conozca esta parte bonita de Isla Arena que tiene el faro y una estatua del famoso cantante y actor mexicano”, comentaron los habitantes.

La API cerró el Museo de pedro Infante desde la pandemia y no se sabe cuando lo abrirán, “ese hecho es lamentable porque mucha gente viene de muy lejos y no puede conocer el legado del intérprete de amorcito corazón”.

Los pescadores señalaron que con la llegada de visitantes y la reapertura del Museo de Pedro Infante se reactivaría la economía del puerto: darían paseos en lancha, y las tiendas y restaurantes estarían llenas de gente.

Los pescadores Héctor Cruz Yervés y Julio César Cruz González también ofrecen paseos en lancha para los visitantes. (Martha López Huan).

“Venía en su avioneta roja”

Don Héctor Cruz Yerves, de 70 años de edad, recordó que sus padres y otros vecinos siempre hablaban de Pedro Infante “que llegaba en su avioneta de color rojo”.

“Era buena gente, aterrizaba en donde estaba el campo de béisbol, que ahora es el Cementerio General de Isla Arena; siempre venía contento, cantando y con obsequio para los niños”, indicó.

Pedro Infante tenía una casa de huano y madera que él mismo construyó, “pero no la terminó porque ocurrió esa desgracia en Mérida: el 15 de abril de 1957 se cayó el avión que piloteaba”.

“Fue un día terrible para los isleños, porque ya no vendría nuestro amigo Pedro Infante”, añadió.

Don Héctor pide a las autoridades de Campeche y Yucatán que destinen recursos para mejorar la carretera, “se andan pasando la bolita y no repavimentan la vía principal que los trae a Isla Arena”.

Habitantes de Isla Arena piden reabrir el Complejo Turístico y Cultural donde está el Museo de Pedro Infante. (Martha López Huan)

“Don Chicote: vive solo y abandonado»

Ahí en Isla Arena vive uno de los mejores amigos de Pedro Infante: don José del Carmen Rodríguez Gómez, mejor conocido como “Don Chicote” que se encuentra solo y abandonado.

“Fue mi amigo Pedro Infante, venía procedente de Mérida a pasear aquí en Isla Arena y compartía con los habitantes sus canciones y obsequiaba dinero a las personas que lo necesitan”, recordó y abrazó una foto que el mismo artista le regaló.

Sus piernas y pies morados por falta de circulación, le impiden caminar, pero aseguró con pasión que “Pedro Infante quería este lugar, por ahí tengo otras fotos”.

“Don Chicote”, no recordó su edad exacta, “creo que tengo 90 ó 100 años, pero puedo asegurar que Pedro Infante fue un ser noble que ayudó a los habitantes de Isla Arena”.

Solo en su hogar, ubicado a unas calles del mar, el amigo del Idolo de Guamúchil recibe ayuda de los vecinos, “viene una señora que vive al otro extremo de la isla a traer comida y nosotros juntamos lo que podemos para darle su desayuno”.

“Quisiéramos darle más fruta, avena y suplementos alimenticios como Ensure, pero no tenemos recursos para apoyarlo, ojalá que sus sobrinos que viven en Mérida que cobran su pensión se dediquen a atenderlo y traer alimentos”, señaló un grupo de vecinas.

Agradecieron públicamente a la señora Martha Elena Narváez Mut, que vive a un lado de la casa de don José Rodríguez Gómez por el apoyo que le brinda, “de lo contrario estaría deshidratado con este calor horrible”.

Don José del Carmen Rodríguez Gómez fue amigo de Pedro Infante Cruz. (Martha López Huan)
Facebook
Twitter
LinkedIn