El paraíso yucateco celebra 150 años

Previous
Next

El paraíso yucateco celebra 150 años

Progreso, el destino turístico consentido de muchos, cumplió 150 años de ser nombrado como el puerto principal de Yucatán y los celebra en medio de una de las incertidumbres más relevantes que hayan azotado a los diversos sectores del puerto en los últimos años.

Por Francisco F. Gamboa

Durante décadas, el puerto de Sisal fue el punto principal del movimiento comercial de la entidad, del cual se importaban y exportaban diversos productos que impulsaban la economía local; sin embargo, los cambios sociales, políticos y comerciales del siglo XIX hicieron que se requirieran nuevas rutas de traslado más cercanas a la capital yucateca.

Es por ello que desde mediados de siglo, Juan Miguel Castro, político y empresario, promovió la construcción de un nuevo puerto para responder a las necesidades de un mundo que se modernizaba. Así es como el entonces presidente, el Gral. Ignacio Comonfort, hizo el permiso correspondiente en un decreto publicado el 25 de febrero de 1856.

Fue en el año de 1871, el primero de julio, cuando Progreso comenzó a escribir su historia hasta forjar lo que conocemos el día de hoy.

Un siglo y medio después, es uno de los principales destinos turísticos de los yucatecos. ¿Quién no ha salido de la rutina para darse una escapada a sus playas? Ya sea en vacaciones, un fin de semana o para pasar el día, Progreso de Castro (nombrado así en honor a su fundador) es el preferido de chicos y grandes debido a la variedad de atractivos que ofrece: desde su gastronomía, las actividades recreativas, sus reservas ecológicas, además de hermosos paisajes.

Fotografía de Instagram / eladamgonzalez

Uno de los puntos más representativos del puerto es el Faro, que fue inaugurado en mayo de 1893 y cuya luz no ha dejado de brillar desde entonces; su construcción tomó casi veinte años, está compuesta principalmente de cemento y conchas marinas presentando una solidez que ha soportado el paso de lluvias, tormentas y huracanes. A un costado de éste se localiza la Casa de la Cultura, en donde se realizan diversas actividades recreativas y educativas a lo largo del año; y al frente el mercado municipal, perfecto para degustar unos tradicionales antojitos yucatecos por la mañana.

Pero sin duda alguna, el Malecón Internacional es la parada obligatoria para disfrutar del típico ambiente progreseño, concentrando los principales atractivos turísticos y gastronómicos de la ciudad. Aquí se vive un ambiente de fiesta playera: del lado del océano está la gente disfrutando de la arena, realizando actividades deportivas, conviviendo bajo una palapa, tomando el sol, refrescándose con su bebida favorita y gozando del mar; mientras que del otro lado están los comercios y restaurantes, de los cuales muchos cuentan con música en vivo que armoniza con la diversión del lugar.


Fotografía de Instagram / adrianaojedamx

Asimismo, no podemos dejar de mencionar al Muelle de Progreso, el cual acaba de cumplir 80 años de haber sido inaugurado y que con sus 7.5 kilómetros de longitud se presume como el muelle más largo del mundo. Todos los días, embarcaciones de gran calado (cruceros y de transporte) llegan a este sitio posicionando a la ciudad como una frontera al intercambio comercial entre el Mar Caribe y el Golfo de México.

Fotografía de Instagram / @jonathanbuenfil

No obstante, el puerto vive desde el año pasado una serie de incertidumbres provocadas por la actual pandemia que aún atravesamos, la cual golpeó a sectores como el turístico y el pesquero (además de los que se les relacionan), pero además a causa de los embates del clima en el 2020, que si bien no fueron tan alarmantes como en su momento lo fue el huracán ‘Isidoro’, sí mermaron la recuperación económica de sus habitantes.


Fotografía de Instagram / claudionorinakasone

Hoy, 150 años después, todos queremos un Progreso lleno de vida, limpio y próspero. Si hay un municipio costero que está preparado para hacerle frente a las adversidades, es nuestro querido puerto yucateco, que tantas alegrías nos ha dado.

¡Felices 150 años!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn