Sociedad

Una nueva esperanza para Sheila

El caso de Sheila Tuz Nahuat es particular, ella tiene 16 años y padece artogriposis congénita, desde pequeña supo que esta enfermedad no se iría de su vida, a pesar de ello, decidió salir adelante en su natal municipio de Chichimilá, donde estudia el cuarto semestre en el Colegio de Bachilleres.

Esta enfermedad se caracteriza por contracturas en las articulaciones que afectan a los músculos dorsales de las manos y pies. El nombre completo es artrogriposis congénita múltiple, viene del latín artro que significa articulaciones, gripo que significa curvada, múltiple que se relaciona con diferentes formas, y congénita que está presente al nacer.

En pocas palabras, esto quiere decir que Sheila no puede caminar, y tampoco tiene fuerza en ambos brazos.

“Siempre tiene que acompañarme alguien, mi mamá me lleva a la escuela, y mis compañeras me regresan a casa, en ocasiones es un problema, porque nadie puede estar conmigo, y tengo quedarme sola a esperar que regresen por mí”, afirmó Sheila durante la entrevista.32388-7425996857

Sheila Tuz, es una señorita inteligente, quiere ser abogada y uno de sus principales pasatiempos es escuchar música, casi siempre hip-hop y reggaetón. Sin embargo todos los días tenía una preocupación, ella necesita una silla de ruedas electrónica, que de acuerdo a diferentes portales de internet puede tener un valor que oscila entre los $40 a $80 mil pesos.

Una nueva silla con motor es la oportunidad de una vida mejor, no necesitaría depender de nadie, podría moverse de manera independiente por su casa y en la escuela. Sin embargo la falta de recursos económicos aleja esta ilusión.

Fue después de varios meses de gestión, cuando la Universidad Modelo alzó la mano, y dijo a través del ingeniero David Palomo Torres, coordinador de la carrera de Ingeniería Biomédica, que ellos apoyarían sin costo alguno el sueño de Sheila.

“Me dijeron que me van apoyar con la silla de ruedas eléctrica conforme a mis gustos y nos están ayudando los alumnos del área de ingeniería de la Universidad Modelo… Estoy muy contenta, porque hace semanas que estoy esperando venir a probar la silla”, comentó Sheila al enterarse que la Universidad Modelo la apoyaría.

Después de varias reuniones de trabajo, de conocer las necesidades particulares de Sheila y de organizar a los alumnos involucrados en el proyecto, se estableció que diseñarían una silla electrónica capaz de ser controlada con una aplicación móvil, un mausepad o bien con una palanca multidireccional, además contaría con dos motores, llantas todo terreno, compartimento para transportar libros, y ¿Por qué no?, también un conector usb para cargar la batería de su celular. Todo con base en las necesidades de uso de Sheila.

David Palomo Torres, ingeniero y coordinador del proyecto, resaltó el trabajo de los jóvenes universitarios.

“La idea fue construir una silla de ruedas autónoma a las necesidades de Sheila, queremos que funcione por un joystick, por trackpad y por bluetooth, la Universidad Modelo está súper comprometida para ayudar a todos, si los alumnos tienen talento y los chicos quieren interactuar en el campo social y laboral, la mejor manera de aprender es atacar los problemas desde aquí adentro de la escuela”.

Son tres los alumnos responsables del proyecto, Gabriel Cajiga, Esteban González y David Torres, cursan, los dos primeros el cuarto semestre, y el tercer joven el sexto semestre de la ingeniería en biomédica, fueron seleccionados a participar en el diseño de la silla electrónica debido a la empatía que demostraron desde un inicio por el caso, más allá de una simple calificación.

El encuentro entre Sheila y los alumnos se dio en uno de los laboratorios de la Universidad Modelo, donde hicieron las primeras pruebas de uso, y se acordó hacer las modificaciones necesarias en próximas semanas.

Este es un claro ejemplo, de cómo los jóvenes yucatecos pueden ayudar a otra persona de su misma edad, los tres estudiantes de la Universidad Modelo no sólo fabrican una silla de ruedas electrónica, sino que además construyen el sueño de Sheila.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.