Holbox, en riesgo por el crecimiento del desarrollo turístico

Previous
Next

Los pobladores e inversionistas han desmontado cientos de hectáreas de manglar.

En las calles y brechas de Holbox, abiertas entre los bosques de manglar para permitir el paso de vehículos a hoteles y residencias, el agua ha recuperado terreno con las recientes lluvias.

Aunque se trata de una especie protegida de alta importancia ambiental, pobladores e inversionistas han desmontado cientos de hectáreas de estos bosques inundados para realizar construcciones al pie de la costa, la mayoría con fines turísticos.

Sin embargo, las calles al nivel del manglar se encuentran intransitables, tanto para turistas como para locales.

En la calle Paseo Kuta, donde se aprecian los límites del manglar que fue desmontado, el nivel del agua no permite ver la tierra en charcos de hasta 100 metros de largo, continuos uno del otro.

Creo que desde hace como 20 años se está diciendo que esto iba a pasar, si naturalmente es una zona inundada, pues cuando llega el agua, el agua va a llegar hasta donde mismo, aunque le pongan arena o graba o lo que sea”, comentó la habitante de la isla, María Pech a Novedades, mientras intentaba cruzar por una orilla, para evitar que el agua le llegara a las rodillas.

Las inundaciones en la Isla se deben a varios factores: uno es el crecimiento de la marea, común en esta época del año; otro es la lluvia que no ha cesado desde finales de septiembre, así como la deficiente o nula planeación urbana y la destrucción de ecosistemas protectores de las costas, como pastos marinos, dunas costeras y manglares.

Es común que los taxis -carritos de golf o racers- se queden atascados en los charcos de hasta 50 centímetros de profundidad, donde el suelo es blando por el tránsito constante, cuentan los propios conductores.

Aunque la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha implementado un plan de emergencia para drenar el agua excedente de las calles, no se ha conseguido siquiera mermar la problemática.

La acumulación de agua en las calles por toda la zona de Isla Chica representa un problema de salud, pues propician la reproducción del mosquito que transmite el dengue.
Asimismo, la condición actual de la Isla ha generado quejas entre los turistas, para quienes no es posible caminar sin terminar con los pies mojados y enlodados.

“Ya había venido a Holbox, justo por estas fechas, pero no es nada parecido ahora a como lo conocí, no se puede ni caminar”, dijo Camila, una turista mexicana proveniente de la Ciudad de México.

.-Con información de SIPSE

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next