Y a todo esto… ¿por qué la humanidad no tiene planeado visitar Venus?

Previous
Next

Llegar al planeta tomaría solo 100 días, pero encontrar un lugar para aterrizar en el planeta es imposible debido a que está permanentemente envuelto en nubes hechas de dióxido de azufre venenoso.

Astrónomos encontraron este lunes una señal potencial de vida en lo alto de la atmósfera de Venus: indicios de que puede haber extraños microbios viviendo en las nubes cargadas de ácido sulfúrico del planeta invernadero.

No obstante, Venus es un lugar que los humanos nunca querrían visitar. Usualmente llamado “gemelo de la Tierra”, por su tamaño y composición, Venus es un planeta de extremos: es el más caliente del Sistema Solar y el que tiene el día más caluroso.

Un día dura más que un año en la Tierra, por lo cual podrías celebrar dos cumpleaños en un día en Venus.

Llegar a Venus, que está más cerca que Marte, tomaría solo 100 días, pero encontrar un lugar para aterrizar en el planeta es imposible debido a que el planeta está permanentemente envuelto en nubes hechas de dióxido de azufre venenoso.

Y si algún individuo lograra llegar a la superficie de este, necesitaría contar con muchos suministros de oxígeno, pues la atmósfera de Venus está compuesta en un 96 por ciento de dióxido de carbono y en un 3.5 por ciento de nitrógeno.

Quizá la única buena noticia acerca de pisar Venus es que la persona que lo haga se sentirá 10 por ciento menos pesada que en la Tierra, ya que su masa es 91 por ciento la de la Tierra.

¿Por qué Venus tiene indicias de vida?

A medida que los astrónomos planean buscar vida en planetas fuera de nuestro sistema solar, un método importante es buscar indicadores que solo pueden hacerse mediante procesos biológicos, las llamadas firmas biológicas.

Los astrónomos decidieron mirar de esa manera a Venus, el planeta más cercano a la Tierra. Buscaron fosfina, que son tres átomos de hidrógeno y un átomo de fósforo.

En la Tierra, solo hay dos formas en que se puede formar la fosfina, dijeron los autores del estudio. Uno está en proceso industrial. (El gas se produjo para su uso como agente de guerra química en la Primera Guerra Mundial).

La otra forma es como parte de algún tipo de función poco conocida en animales y microbios. Algunos científicos lo consideran un producto de desecho, otros no.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next