Guty Cárdenas, el más difundido en la época de oro de la canción yucateca

Previous
Next

Guty Cárdenas, el más difundido en la época de oro de la canción yucateca

Guty Cárdenas fue el compositor de más trascendencia en la época de oro de la canción yucateca. Grabó en la Columbia de Nueva York más de 200 temas que se difundieron en la América Latina y España. También fue el de menor edad de los tres grandes: Ricardo Palmerín nació en Tekax el 3 de abril de 1887 y murió en la ciudad de México el 30 de enero de 1944; Pepe Domínguez nació en Dzidzantún el 16 de julio de 1900 y murió en La Habana, Cuba, el 11 de enero de 1950. En tanto que Guty Cárdenas nació en Mérida el 12 de diciembre de 1905 y fue asesinado en la Ciudad de México el 5 de abril de 1932, a los 26 de años de edad.

Guty sentía una gran admiración por Palmerín y Domínguez. Así lo expresó al diario Excélsior al término de una exitosa gira por Mérida, Campeche y Ciudad del Carmen, en febrero y marzo de 1930, cuando actuó con Palmerín y Domínguez, en la Noche de Trova Yucateca efectuada el 12 de marzo de 1930, en el Teatro Principal de Mérida:

“Tuve la fortuna -expresó Guty al llegar a la Ciudad de México- de saludar a Palmerín, el más grande e inspirado compositor yucateco, y a Pepe Domínguez, otro cancionero notable, autor de Mañanita, Muñequita y de otras melodías muy aplaudidas”.

También comentó que sus viajes le daban la oportunidad “de recoger, de oído, los aires regionales, aprenderlos, aliñarlos un poco y llevarlos a la Urbe de Hierro para que circulen catalogados ya por todo el mundo”.

Guty grabó en Nueva York nueve canciones de Pepe Domínguez: la danza La rosa, con letra de Manuel Jesús Martínez; cuatro temas con letras de Carlos Duarte Moreno: las claves Granito de sal y Manzanita, el bambuco Manos de armiño y la clave-jarana Aires del Mayab; la clave Torcacita, con letra de Ermilo Padrón López, así como Dulce muñequita, Mañanita y la ranchera El soldado, de la exclusiva autoría de Domínguez. En tanto que a Palmerín le llevó al disco el bambuco Yo no quiero que llores y el bolero En el fuego de tus ojos, con letras de Ricardo López Méndez, y el bolero Cuando ya no me quieras, con letra de José Esquivel Pren.

Los restos de estos tres grandes personajes reposan en el Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca, en el Cementerio General de Mérida.

.

-Con información de Novedades Yucatán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn