Herbolaria nacional amenzada

Publicado el: 03 septiembre 2016

“No somos productos milagro”, asegura la federación nacional de herbolaria. Para demostrar su validez científica, realizarán el Congreso Internacional de Alternativas Médicas.

herbolariaEn México, la herbolaria es utilizada por 80% de la población; es un derecho constitucional según el Artículo 2 apartado B de nuestra carta magna; además, está protegida por varios convenios internacionales; sin embargo, el gobierno federal, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ha prohibido 432 plantas tradicionales que han sido utilizadas por siglos para aliviar diferentes malestares; la lista podría incrementarse.

Ante este panorama, Emmanuel Zúñiga, presidente de la Federación Nacional de la Industria de Herbolaria y Medicina Tradicional y Naturista, contó a El Economista que el mercado tradicional de la herbolaria se ve amenazado.

“Con la herbolaria se generan alrededor de 286 millones de pesos anuales tan sólo en recolección, de esto dependen alrededor de 2,750 familias con un promedio de ingreso mensual de 8,750 pesos. ¿Qué es lo que va a pasar de continuar así? Este sector va a desaparecer”, explica.

Dijo que la Cofepris no tiene la capacidad técnica ni científica para evaluar a la herbolaria y la legislación que existe no ha tomado en cuenta a los diferentes sectores; de ahí surgen varias incongruencias.

Emmanuel asegura que pese al trato que se les da a los herbolarios en la Ciudad de México se promociona la ruta mágica, que incluye el Mercado de Sonora, para que se conozcan las plantas medicinales. “Ahí podemos encontrar incongruencias”, aclara.

Sobre el tema, se buscó a las autoridades de la Cofepris para obtener su versión de los hechos; sin embargo, seguimos en espera de ser recibidos.

Para la federación de herbolaria, el tema es que la regulación se ha hecho sin tomar en cuenta a las distintas voces. “La federación se formó en el 2014; hoy en día formamos parte del Sistema Nacional de Salud en el artículo 6, fracción sexta de la Ley General de Salud; sin embargo, no hemos sido escuchados a la hora de crear las reglas y políticas públicas.

Zúñiga aseguró que esta regulatoria está mal estructurada y deja fuera además de los productores, a los terapeutas y a la academia, aunque tampoco están en desacuerdo. “Es necesario tener condiciones sanitarias suficientes e inocuas, pero también hay que estar conscientes de que nuestros productores y campesinos no pueden cumplir de la noche a la mañana con tener unas instalaciones sanitarias como un laboratorio de patente; es decir, se pueden tener condiciones sanitarias, sí, pero no como para competir con las grandes cadenas internacionales”, dijo.

Primer Congreso Internacional de Alternativas Médicas

El representante de la federación explicó que la Cofepris les ha pedido que demuestren científica y técnicamente las propiedades y efectos de las plantas, “lo hemos demostrado en innumerable cantidad de veces, pero ante este reto tenemos una ruta de acción: la primera parte ha sido plantear el rediscutir la regulación sanitaria y otorgar un tiempo para que los compañeros productores puedan alcanzar ciertos estándares”.

La segunda parte es demostrar que existen los conocimientos técnicos, científicos y populares, por ello se creó el Primer Congreso Internacional de Alternativas Médicas que se llevará a cabo del 16 al 18 de septiembre en la Ciudad de México. Éste es organizado principalmente por el Centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM) y reunirá alrededor de 30 organizaciones académicas nacionales e internacionales para discutir el tema.

3 Comentarios en este artículo

  1. Consejo Nacional de la Herbolaria:

    El congreso de alternativas medicas no es por la conmemoracion del 20 aniversario de CUAM y no por la razon que su entrevistado afirma. La informacion que se publica debe ser veraz para beneficio de la herbolaria

  2. Consejo Nacional de la Herbolaria:

    Corrijo es congreso es por la conmemoracion del 20 aniversario de CUAM

  3. Gabriela:

    La información forma parte de una entrevista, por lo que es veraz, ya que no lo aseveramos nosotros, sino el sujeto entrevistado. Gracias por la corrección.

Escribe un comentario.