El mundo un Bazar

Previous
Next

El mundo un Bazar

Una letra de cambio en papiro

Un vetusto alfabeto fenicio
Un puente de trueque flotante

entre mares dispares
Simiente del recibir y dar
cosas multicolores
en equidad y paz.

Mucho antes de los muelles

del esplendoroso Cartago
Y su fatal ruina a mano

del conquistador romano

Surcando el devenir suntuoso

del gran bedesten de Estambul
con trazo de mezquita abierta

a gremios laboriosos y marchantes

asiduos al ritual del recibir y dar

lo necesario como lo suntuario.

Con sus vestigios mercantes

El mundo un bazar de souvenir

En un HíperMall insular luminoso   

hermético e incitante

Al descenso y asenso eléctrico

un tobogán de emociones finitas.

Más aún en el trasiego intenso                          

tumultuoso de millones de objetos

a pie de dintel en puertas y ventanas

Omnipresencia transcontinental

En nube de mega bytes virtual
seca e intangible
Sin regateo ni vínculo de ser alguno
Solo imagen franca inmaterial
en resplandor de pantalla digital.

El mundo moderno un bazar
sin espacio sin frontera
donde todas y todos vendemos
algo de sí mismos
Una subasta de emociones encriptadas

en código de lengua binaria 
Sin texturas u olores

solo intuición táctil.

Un mundo de vanidades inabarcables
pletórico de ficciones siempre truncas
El abismo innovador se ensancha

al tropel de enseres inasibles Para al fin poseer la solución perfecta
la pulsión irrefrenable
A la par de lo vital como lo superfluo.

La frugalidad contrahecha
de la falaz abundancia
Alcanza ya su frágil confín  
en la desgastada y ultrajada
piel del endeble planeta tierra.

Rafael Aguiar
8 Marzo 2021


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn