Noticias

Homicida de un carnicero “vivía en familia disfuncional”

VALLADOLID.— “La familia de A.G.M., de 15 años, señalado como presunto autor material del asesinato del carnicero Luis Mena Guillermo, ocurrido el viernes pasado, presenta una serie de circunstancias sociales que la hacen disfuncional y las autoridades no tomaron carta en el asunto en el momento oportuno”, comentó Miguel Pat Xuluc, líder de Despertar Ciudadano.

Pat Xuluc recordó que hace unos años María Esther Mex Balam recuperó a su hijo A.G.M. del Caimede, a donde fue llevado debido que estaba abandonado y al parecer ella no lo atendía, pero luego de demostrar su capacidad para darle la educación que requería, se la entregaron de nuevo.

El líder de Despertar Ciudadano advirtió que si las autoridades no le daban seguimiento al caso, podría derivar en una descomposición familiar, lo cual se evidenció luego de que el menor cometió el homicidio.

A.G.M. desde pequeño fue abandonado por su padre, de modo que solo contaba con la protección de su mamá.

El menor tiene tres primos conocidos como “Los Diablitos”, señalados como narcomenudistas, uno de ellos está purgando una condena en el Centro de Reinserción Social, acusado de haber violado a una menor de 9 años que sustrajo en Tizimín hace unos años, y luego la dejó abandonada por el camino que enlaza a Hunukú, comisaría de Temozón.

Continúa el “negocio”

Sin embargo, el “negocio” del narcomenudeo lo continuó otro de sus primos, quien hace dos años perdió la vida en un hospital de Mérida tras sufrir un accidente cuando conducía una moto por el rumbo de Zaciabil.

Su familia decidió donar sus órganos, los cuales le devolvieron la vida a cuando menos cinco personas, acción fue bien vista por la misma sociedad.

Las Policías Municipal y Estatal prestaban especial atención al menor A.G.M. debido a que lo señalaban como parte de una banda de ladrones de casa habitación, lo cual siempre molestó a su mamá, quien se quejó en varias ocasiones por el hostigamiento de los uniformados y aseguró que le estaban violando sus derechos a su hijo.— J.A.O.O.

Advertencia

Miguel Pat Xuluc comentó que las consecuencias de la conducta del menor las advirtió en su momento pues lo que requería era acudir a la escuela, darle atención psicológica, o en su defecto apoyarlos con programas oficiales con el fin de evitar que continúe involucrado en situaciones irregulares.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.