EL ENCANTO DE NUESTROS PUEBLOS MÁGICOS / The charm of our magical villages

Previous
Next

EL ENCANTO DE NUESTROS PUEBLOS MÁGICOS / The charm of our magical villages

Izamal, donde el amarillo te enamorará

Recorrer sus calles y perderte entre el azul del cielo y el color mostaza de sus edificios es un placer. Situada en el corazón de la Península, a 72 km de Mérida, su nombre significa “Rocío que cae del cielo” y es también conocida como la Ciudad de las Tres Culturas, pues al llegar sientes que el sitio se ha detenido en tres periodos históricos que conviven en impecable concordancia: su solemne convento franciscano, huella de la influencia española, te impacta y envuelve en su ambiente enigmático; sus pirámides sobresalen de los edificios como testigos de la importancia del pueblo maya; mientras que la armonía de sus barrios, plazas e iglesias, todos de un mismo color, te colman de magia.

Tranquilidad, belleza, pintorescos y acogedores hoteles, así como sus restaurantes con el típico sabor de la cocina yucateca. ¡Los izamaleños te esperan!

Valladolid, la Sultana del Oriente

Considerada como la capital gastronómica yucateca y ubicada estratégicamente entre Mérida y Cancún, desde aquí puedes visitar sitios arqueológicos, cenotes y playas de toda la zona oriente de la Península. Fundada en 1543, en ella se vivió la Guerra de Castas en 1847 y la primera chispa de la Revolución Mexicana en 1910; actualmente es un cautivante conjunto de arquitectura civil y religiosa, lo cual la convierte en una gran puerta al México Colonial para el polo turístico de la Riviera Maya. Te recomendamos visitar el Ex Convento de San Bernardino de Siena, construcción del siglo XVI; la catedral de San Gervasio, estructura barroca que en sus torres conserva cañones que datan de la Guerra de Castas; el Museo de San Roque, donde encontrarás los datos más importantes de la ciudad y de Yucatán; así como el imponente Cenote Zací (“Gavilán blanco”) cuyo diámetro de 28 metros, sin duda te impresionará.

Maní, el lugar donde todo pasó

Localizado al sur de Yucatán, en este Pueblo Mágico se guardan muchos de los tesoros históricos más valiosos de la entidad, pues fue un notable asentamiento indígena, cabecera del cacicazgo de los Xiues y lugar de origen de Tutul Xiu, el cacique maya que se alió con Francisco de Montejo “El Mozo” para defender Maní en contra de los Cocom, de la región de Sotuta. A través de sus calles, encontrarás riquezas coloniales que dan testimonio de la importancia histórica del lugar, sumado a las tradiciones de su gente, ya que es un pueblo rico en arte textil, la actividad apícola y por supuesto, la gastronomía. Su nombre en lengua maya significa “Lugar donde todo pasó” y sobresalen sitios increíbles como el Ex Convento Franciscano de San Miguel Arcángel (el tercero más longevo de Yucatán y que da fe del por qué aquí está el punto de partida de la llamada Ruta de los Conventos), así como el cenote Xcabachen y el Príncipe Tutul Xiu, restaurante que presume elaborar el mejor poc-chuc de todo Yucatán.

Sisal, la playa que enamoró a una emperatriz

Fue el puerto comercial más importante de Yucatán durante los últimos años de la época colonial y los primeros del México independiente; localizado en el litoral poniente de la entidad, a una hora de la capital yucateca, hoy es un pequeño pueblo pesquero que se siente más vivo que nunca.

Entre sus principales atractivos podemos resaltar la Reserva Estatal El Palmar, hogar de una gran familia de flamencos, arrecifes, manglares y muchas especies endémicas; la Casa de la Emperatriz Carlota, hacienda decimonónica que sirvió como sitio de descanso de la soberana austriaca cuando estuvo de visita en noviembre de 1865; la Ex Aduana Marítima, que hoy funciona como un centro cultural donde se imparten talleres en los que se enseña a trabajar la fibra natural del henequén; sin olvidar el faro y por supuesto, el mar cristalino junto a su blanca arena.

Facebook
Twitter
LinkedIn