La Tierra está más cerca de lo que se pensaba del agujero negro supermasivo que está al centro de la galaxia

Previous
Next

La Tierra está más cerca de lo que se pensaba del agujero negro supermasivo que está al centro de la galaxia

Además, está orbitando a un ritmo más rápido, de acuerdo con un nuevo mapa de la Vía Láctea creado por científicos japoneses.

Un nuevo mapa de la Vía Láctea detectó que la Tierra está más cerca de lo que se pensaba del agujero negro supermasivo que está al centro de la galaxia. Y no solo eso: está orbitando a un ritmo más rápido, de acuerdo con los científicos japoneses autores del estudio.

Por fortuna, esto no es motivo de preocupación. No es que corramos peligro de ser absorbidos ni nada por el estilo. Más bien, nuestro mapa de la Vía Láctea ha sido ajustado, lo que ha permitido identificar con mayor precisión dónde hemos estado todo el tiempo.

El descubrimiento es resultado del catálogo japonés de astrometría VLBI (Interferómetro de Línea de Base muy Larga), por sus siglas en inglés, que forma parte del proyecto VERA (VLBI Exploration of Radio Astrometry), el cual utiliza varios radiotelescopios en todo el archipiélago japonés, combinando sus datos para producir efectivamente la misma resolución que un telescopio con dos mil 300 kilómetros de diámetro.

VERA comenzó a funcionar en el año 2000. Gracias a él los astrónomos han podido refinar la posición de nuestro Sistema Solar en la Vía Láctea. Basado en el primer Catálogo de Astrometría VERA de 99 objetos lanzado a principios de este año, así como en otras observaciones, los astrónomos crearon un mapa de posición y velocidad de esos objetos. A partir de este mapa, calcularon la posición del centro galáctico.

En 1985, la Unión Astronómica Internacional definió la distancia al centro galáctico como de 27 mil 700 años luz. Las mediciones basadas en VERA lo acercan a una distancia de solo 25 mil 800 años luz. Y la velocidad orbital del Sistema Solar también es más rápida: 227 kilómetros por segundo, en lugar de la velocidad oficial de 220 kilómetros por segundo.

En primera instancia el cambio no parece mucho mayor, pero podría tener un impacto en la forma en que medimos e interpretamos la actividad en el centro galáctico.

.-Con información de El Financiero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn