Se va un pionero de la hotelería

Previous
Next

Se va un pionero de la hotelería

Entre los frescos aires de Valladolid, el nombre de Don Mario Escalante era sinónimo de amistad, historia y hospitalidad.

Fue un pionero de la hotelería yucateca. En 1967, cuando nadie apostaba por la Sultana del Oriente, Don Mario decidió abrir un pequeño y acogedor hotel en una antigua propiedad familiar ubicada en el centro; así, la historia del Mesón del Marqués y la de Valladolid se fueron escribiendo juntas hasta lo que representa al día de hoy, que recientemente incluye a Don Diablo Terraza Bar.

Empresario incansable, durante muchos años formó parte del Grupo de los 12, sociedad conformada por visionarios vallisoletanos que incluso llegó a presidir, con quienes compartía desayunos y puntos de vista en pro de la economía de la ciudad.

Don Mario era un amante de la naturaleza y la libertad de los animales. Como fruto de ello, junto a su hijo Rodrigo llevó a cabo el proyecto del parador turístico Selva Maya, localizado a las afueras de la comisaría de Dzinup.

Lastimosamente, Don Mario, el gran impulsor de Valladolid, falleció en su amada tierra el día de ayer luego de un largo padecimiento. Hoy, su legado vive en la memoria de su viuda, Doña Guadalupe Escalante, y de sus hijos Rodrigo y Valeria Escalante Escalante.

Larga vida a Don Mario Escalante, muchos le extrañaremos profundamente.

Facebook
Twitter
LinkedIn