Manos vallisoletanas que te calzan… ¡Con estilo!

Previous
Next

Manos vallisoletanas que te calzan… ¡Con estilo!

Por Julio Leal Ortiz

Recorriendo las céntricas calles de Valladolid me encontré con una huarachería cuya amplia variedad de calzado llamó mi atención. Al ingresar, platiqué con don Saúl Pisté Fuentes, zapatero de toda la vida y propietario de este negocio familiar, quien orgulloso de su oficio me relató cómo ha llevado sus huaraches hacia la modernidad sin perder el toque de la tradición.

Trabajo aquí desde los 7 años –menciona don Saúl-, mi papá se dedicaba a la zapatería y la talabartería, fue él quien me enseñó las bases. Mientras más aprendía, más me iba gustando, por eso lo sigo haciendo hasta hoy. Me gusta tanto que abandoné la carrera de ingeniería electromecánica, porque no me podía imaginar una vida sin hacer zapatos.

Actualmente, don Saúl está más enfocado a la huarachería, la cual define como una evolución o una rama de la talabartería: Es un área que está casi extinta, todos esos productos como la alpargata, el chivo y las fundas de machete, por ejemplo, ya no se utilizan tanto, por eso convertí la talabartería en huarachería. Los calzados que fabrico son más modernos, pero en esencia conservan la misma técnica y materiales.

Y es que don Saúl ha sabido adaptarse al paso del tiempo y aprendió a darle un giro al oficio familiar, pues él presume que los diseños que se encuentran en exhibición son el resultado de las enseñanzas de su padre combinadas con su creatividad.

De mi papá solamente aprendí la parte de la antigua zapatería, pero conforme pasaban los años iba imaginando diseños y modelos más modernos que conservaran el toque tradicional, además de que me di cuenta que es mucho más económico y redituable hacer estos calzados que los de uso más industrial, como aquellas bota, en una semana puedo hacer alrededor de 15 pares de botas, en cambio estos otros zapatos puedo hacer hasta 120 pares… y a la gente le gusta más, agrega.

Hoy día, la huarachería es un lugar de referencia para los vallisoletanos gracias no solamente a sus años de tradición, sino al cariño con el que don Saúl realiza su producción, el cual se ve reflejado en la calidad de toda esa amplia variedad de modelos y coloridos diseños.

Afortunadamente tengo muchos clientes: locales, de otros pueblos, turistas, eso siempre me motiva a realizar bien mi trabajo para entregarles un calzado de alta calidad, resistente y duradero. Incluso, bajo pedido, puedo hasta hacerles zapatos hechos justamente a su medida, finaliza.

¡Encuéntralos!

Huarachería Pisté

Calle 37 entre 42 y 44, centro.

Valladolid, Yucatán.

Teléfono: (985) 112 8723

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn