Descubre el Inframundo Maya con la apnea

Previous
Next

Descubre el Inframundo Maya con la apnea

Por Julio Leal Ortiz

Imagina tener la capacidad de sumergirte de forma prolongada en las aguas de un cenote y descubrir de cerca los secretos que aguardan en sus profundidades, pero sin la necesidad de utilizar un equipo de buceo, solamente con nuestro esfuerzo y mucha retención de aire. ¿Lo consideras posible?

La apnea es una disciplina que consiste en retener la respiración para aguantar la mayor cantidad posible de tiempo bajo el agua y, de esta forma, recorrer una distancia considerable de varios metros, ya sea de forma vertical, en el caso de cenotes, lagos y mares, o de forma horizontal en una piscina, para practicar natación bajo el agua.

Platicamos con la campeona nacional de apnea, Frida Lemus, sobre esta actividad, sobre lo que se puede descubrir bajo el agua y acerca de los beneficios que este deporte trae a la salud. Ella ha establecido varios récords a nivel nacional, como en 2017 durante la quinta edición del Olmeca Open Veracruz, donde impuso la marca de 127 metros en la categoría Apnea Dinámica sin aletas.

Es una habilidad que cualquiera puede desarrollar, pues los seres humanos también somos mamíferos y tenemos capacidades que compartimos con otras especies. Por ejemplo, es bien sabido que tanto los delfines como las ballenas respiran a través de pulmones y que deben salir a la superficie a tomar aire, y nosotros tenemos una composición fisiológica similar que nos permite realizar esta disciplina, comenta Frida.

Al respecto, nuestra entrevistada nos platicó sobre lo que es conocido como ‘reflejo mamífero’, que se refiere a esos cambios que nuestro cuerpo tiene en automático al momento de sumergirnos en agua, como la regulación de la temperatura o la predisposición de los músculos para trabajar de forma anaeróbica (a diferencia de cuando estamos fuera, donde los músculos realizan más movimientos aeróbicos), por lo que el cuerpo requiere de un mayor uso de azúcares y carbohidratos.

Además, cuando hacemos apnea el reflejo mamífero provoca que nuestro ritmo cardiaco baje y, con el entrenamiento adecuado, se puede lograr que nuestro pulso durante el tiempo bajo el agua esté tan relajado como cuando estamos durmiendo, agrega.

Un deporte que le hace mucho bien a nuestro cuerpo, pues a través del control de la respiración nuestro cerebro genera endorfinas, se mejora la concentración, además que se fortalecen los pulmones, mejorando así nuestra salud respiratoria y dándonos una condición física inigualable. Frida describe la apnea como: Una actividad de autocontrol, autoconocimiento y meditación, una competencia contra uno mismo.

Nuestra entrevistada es instructora certificada de apnea y realiza capacitaciones a lo largo del país durante todo el año, sin embargo, confiesa que es en Yucatán donde más le gusta practicar esta actividad: Tenemos la fortuna de vivir en el mejor lugar del mundo para realizar este deporte, hay por lo menos 3,600 cenotes registrados a lo largo de Yucatán y son perfectos para la apnea, porque son profundos, no tienen corriente u oleaje peligrosos, y tampoco hay depredadores acuáticos.

Paralelamente, esta disciplina nos brinda la oportunidad de conectar con la naturaleza y descubrir más allá de lo que alcanzamos a apreciar a primera vista: Abajo hay otro mundo, podemos encontrar huesos humanos, vestigios mayas, rocas con formaciones caprichosas y una gran variedad de fauna y flora marina, añade Frida.

La capacitación consiste en tres fases: la primera es la teórica, donde se explican el funcionamiento de nuestra fisiología y la física relacionada con la actividad, las técnicas adecuadas de respiración y desplazamiento, el equipo necesario, así como las medidas de seguridad; la segunda consiste en realizar las prácticas de lo visto anteriormente dentro de aguas confinadas (piscina); y en la tercera fase se realizan dos sesiones de profundidad en cenotes.

Sin duda, un deporte que a diferencia de otras actividades acuáticas, te conecta más directamente con la naturaleza y te hace sentir parte de ella. ¿Te gustaría aprenderla? ¡Qué mejor que con una campeona! Acércate a Frida, a sus cursos pueden asistir desde niños de 11 años hasta adultos de cualquier edad.

Contacto:

Tel: (999) 1335123

Facebook: Frida Freediver

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn