¿Cómo se incrementa la Inteligencia Emocional?

Previous
Next

¿Cómo se incrementa la Inteligencia Emocional?

Por Psic. Beatriz Eugenia Ortiz Escalante, MPACI

inteligencia-emocional-881x399No podríamos hablar acerca del concepto de inteligencia emocional sin hacer escala en las definiciones de Goleman por un lado y Gardner por otro, quien además investigó acerca de las inteligencias múltiples. A grandes rasgos, el primero la explica como la capacidad de identificar y manejar nuestras emociones de forma asertiva ante los demás y el segundo autor menciona en su definición, que es la explicación de esta inteligencia que un individuo ofrece de  manera general dentro de un grupo o cultura.

Mucho se ha hablado del papel de los padres en la educación desde el inicio de la primera infancia. En realidad, tiene un gran peso el hecho de la valoración positiva que los padres muestran o enseñan a sus hijos, ya que este es el inicio de un autoconcepto positivo, que a la vez se relaciona de manera directa con la autoestima. Una autoestima sana está influida por la imagen que los padres ofrecen al niño acerca de sí mismo, pero ¿qué es esto? Es el hecho de festejarle al niño desde edad temprana sus logros y fomentar una competitividad positiva con otros niños mediante reforzadores sociales (por ejemplo, abrazos, felicitaciones y elogios) causa en el menor, una satisfacción que lo motivará, en muchas ocasiones a esforzarse más y sentir placer y seguridSPhotoEditor-20171012_220601ad. La inteligencia emocional se ve reflejada en la capacidad de tener habilidades sociales e interpersonales positivas, liderazgo efectivo y sana convivencia.

En el caso de los adolescentes, la inteligencia emocional está directamente relacionada en muchas ocasiones, con el rendimiento académico. El aspecto emocional juega un papel fundamental en el rendimiento escolar, de hecho, además de la familia, la escuela es el área formadora por excelencia de la inteligencia emocional, ya que a partir de las relaciones que se forman entre los estudiantes y los modelos que representan los maestros, se genera el factor empático. Una persona con alta inteligencia emocional posee mejores habilidades de percepción, comprensión y manejo de sus propias emociones y las de los demás. Es importante que los padres tomen en cuenta las habilidades de los niños y las propias así como sus áreas de oportunidad, de igual forma el poder reconocer cuándo existe una necesidad de orientación psicológica y atenderla de manera oportuna es vital, un proceso terapéutico bien llevado desde el principio y de manera constante, puede hacer la diferencia entre un adulto con inteligencia emocional, competitivo y exitoso o no lograr los objetivos deseados. Para reflexionar.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn