Morir a plazos

Previous
Next

Morir a plazos

Evanecerse en cada instante

Frente al espejo solo el vértigo

del vacío oscuro

Los miedos acosan

en noches de ladrones

Acechan en las puertas y ventanas

Los celos azotan

la puerta de tu imagen desvanecida amor

Sé a veces que me voy

sin ti.

Los retoños centinelas

guardan al infante en ciernes

con sus ternuras dulces

Y sus lágrimas salobres

Su padre se pierde a sí mismo

en el disuelto arbitrio.

Cuánto dolor saberse perder

en la telaraña laberíntica de recuerdos fugaces e inasibles

Al filo de foso del olvido

Otra vez frente al espejo oscuro del tiempo y la memoria en fuga

La esperanza caduca a cada

paso trémulo que doy.

Dejar de ser alguien

abandonarse sin voluntad

Dejarse llevar como rama

en el río de la vida

hacia la mar de la nada

Soltarse  al delirio

del incompresible instinto

Perderse del iluso albedrío

de la cordura para sólo

reír o llorar sin sentido.

Que va quedando de mí

en este débil cuerpo

Un corazón testarudo

ingobernable amo de pervivir

Que igual me trajo a este mundo

Que igual no deja de latir a su antojo

Sin  importarle mi lenta ausencia

de todo y de todos.

Llegar e irse sin voluntad

es la epifanía de lo que llame la vida mi vida

Yacer sin ánimo hasta el último aliento

Es mi destino

implacable

Morir a plazos hasta mi propia prescripción

de ser alguien para ti y para mí.

Rafael Aguiar Borges

RIP 26 Abril 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn