¡Yucatán tiene monos araña!

Antonio Romero y Carlos Euán nos llevaron a Cenotillo para conocer el trabajo que se lleva a cabo en una de las UMAS* respaldadas por la SEMARNAT para la conservación de la flora y fauna de la zona.

Por María Isabel Juárez

Fotografías: Julio Leal Ortiz

Con la idea inicial de la producción ganadera, hoy día Rancho Kaxek decide convertirse en un proyecto de conservación y ecoturístico que involucra desde senderismo, avistamiento de aves, animales silvestres, paseo en kayak, visita de cenotes, abiertos y de caverna, aguadas tipo pantano hasta lo mejor: ¡avistamientos de tropas de monos araña!

Caso inaudito, ya que se había declarado extinto en Yucatán, y en este sitio se han logrado ver tropas de hasta veinte integrantes cada una. Se pueden hacer los recorridos básicos o extremos desde a temprana hora y al caer la tarde para conocer más de esta singular especie de primates en su hábitat natural y en el camino toparte con venados, jabalíes, pavos de monte, aves como colibrís, cardenales, tucanes, pájaros carpinteros, entre otros.

Es posible acampar en una zona muy segura y disfrutar de la comida preparada en el fogón de leña por José Petronilo, a quien agradecemos su exquisita sazón y sentido del humor.

Se planea un santuario del mono araña y realizar cambios de ejemplares para que la consanguinidad no afecte la genética en la reproducción, sin embargo, se requiere gente que quiera sumarse al proyecto, desde recursos, manos e investigación para desarrollar la creación del hábitat; interés genuino y compromiso para levantar estos espacios tan necesarios en nuestro bello Yucatán.

Contáctalos para realizar salidas con grupos de mínimo cinco personas:

Facebook: Kaxek

(*) Predios particulares destinados voluntariamente al aprovechamiento sustentable de las especies silvestres que ahí habitan.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados