Viaje a Portugal: Lisboa

“Ciudad del Viejo Mundo, tips para disfrutarla”

Por Ricardo Wan Moguel

Viaje a Portugal, así tituló José Saramago a una de sus obras más importantes. El Premio Nobel de Literatura en 1998 trató de mirar lo que sus pupilas no le decían a primera vista y lo dejó plasmado en su reconocido libro, para que las personas conozcan de cerca sus impresiones del pasado, de aquel maravilloso país. Normalmente, cuando visitas una nación, acudes a los sitios más importantes porque tomarte fotos en los lugares más representativos, siempre estará en la lista de tus prioridades. Pero siguiendo las palabras de José Saramago, “el viajar debería ser cosa de otro concierto, estar más y andar menos, tal vez incluso debería instituirse la profesión de viajero para gente con mucha vocación, mucho se engaña quien piense que sería trabajo de pequeña responsabilidad, cada kilómetro no vale menos de un año de vida”.

Por ello, lo primero que te recomendaría hacer cuando estés en Lisboa es recorrer sus calles, sentir sus olores, probar sus sabores y dejar que tus sentidos hagan suya aquella majestuosa ciudad. Cabe señalar, que la Gran Lisboa fue fundada en las colinas a la desembocadura del río Tajo. Por ello, sus vistas serán inimaginables y harán que sea una de tus ciudades favoritas del Viejo Mundo. Además, sus platillos típicos como el bacalao dorado, la carne de cerdo a la alentejada, las almejas o el arroz caldoso, te dejarán un buen sabor de boca.

Después de experimentar las más gratas experiencias de la urbe, te recomiendo acudir a su historia y desmembrarla poco a poco hasta adueñarte de ella. Vale destacar, que Portugal fue uno de los reinos más importantes durante los siglos XV y XVI y, en las centurias posteriores, también ocupó un lugar relevante en la historia mundial. En esta dialéctica, en la capital lusa se encuentran una gran cantidad de monumentos, museos y de edificios de notabilidad mundial.

Sitios para visitar

Algunos sitios para visitar, recomendados por la Cámara Municipal de Lisboa, son el Castillo de San Jorge, el Convento del Carmo, el Barrio Alto y el parque Eduardo VIII. Además, hay muchos museos que podrán ser de tu interés como el Julio Pomar, la Casa-Museo Medeiros e Almeida, el Centro de Arqueología de Lisboa y el Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología. Caminando por la ciudad te encontrarás con monumentos como el Acueducto de las Aguas Libres, El Ascensor de Bica, La Basílica de Estrella, El Convento de las Paulistas, La Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos. Los dos últimos, son parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Maravilloso pasado conjugado con el presente

Para concluir, quisiera decir que Lisboa te dejará maravillado. Sus calles, vida nocturna, su gente, su buen vino y sus restaurantes son experiencias que tienes que vivir. Por cualquier rumbo que vayas, encontrarás monumentos históricos que te harán ver el maravilloso pasado que se conjuga con el gran presente de esta urbe europea.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados