Turismo

Hotel Zentik Project

Por María Isabel Juárez

Una vez que llegas a Valladolid te asalta la cosquilla de saber qué encontrarás en ese pueblo mágico, donde el tiempo y belleza exige a su gente, sumar cada vez más atractivos para recibir a los turistas. Hotel Zentik Project no se queda atrás, sus creadores reinventan incesantemente los interiores para integrar naturalmente elementos artísticos dentro de un espacio abierto y verde, vestido por murales, árboles, agua y libertad. Las cabañas son un refugio para estar a pierna suelta y su gran palapa protege a la entrada, sumando la exquisitez de “Naino”, su restaurante recién renovado en menú y ambiente.

Nos detendremos un momento con Mariana Jardí, quien nos regaló una tarde muy amena alimentando a las tortugas con trocitos de papaya, sembrando cactus y platicando principalmente del Meliponario y la necesidad de dar a conocer a los visitantes la trascendencia del rescate de la especie regional más vulnerable e importante en el ecosistema: La abeja Melipona.

“Buscamos concientizar sobre la naturaleza y su relación con las tradiciones mayas, la gran mayoría desconocemos a la especie Melipona como abeja regional sin aguijón, es sumamente sociable y su miel es considerada un súper alimento; es anti-inflamatorio, antibiótico natural para combatir enfermedades al reforzar el sistema inmunológico y los sanadores utilizan su miel día tras día. Los mayas antiguos también criaban esta abeja y lo hacían en jobones “tronco ahuecado” con una tapa en cada extremo y adentro se forman las colonias, se destapa una vez a la semana, para hacer crecer más rápido a la población se utiliza su miel para alimentarlas, con ello se evita que salgan tanto a polinizar y las cuidan de sus depredadores naturales. En el meliponario el mosquito negro tiene prohibida la entrada, ya que le fascina comerse las larvas y las abejas al no tener aguijón para defender a la colonia, son vulnerables, dificultando la reproducción de la colonia”.

En el mural se observa, en primera instancia, a la abeja reina y a la abeja guardiana, ésta da la vida por cuidar la entrada del jobón, donde cabe una abeja a la vez y cada que llega una de ellas cargada de polen, la abeja guardiana retrocede un poco para darle paso y vuelve a colocarse al frente para proteger la entrada de intrusos.

“En el códice precortesiano se manifiesta que la estructura de las abejas fue tomada como ejemplo para establecer las jerarquías, ellos tenían un guardián que avisaba de las amenazas y esa idea nace al observarlas. La abeja nodriza se encarga de cuidar y sacar a las larvas; le siguen la constructora, obrera y recolectora, que salen por el polen y todas regresan al jobón, existen aquellas que se encargan de templar la temperatura batiendo sus alitas para generar corriente de aire al interior”.

“La base donde se colocan los jobones están dentro de una pileta con agua para proteger de hormigas y lagartijas que llegan a comerse la miel. Resulta importante proteger la colmena por su vulnerabilidad, sin embargo, cuando es necesario, las meliponas atacan masivamente con mordidas”.

Escápate con amigos, o pareja, en este espacio pensado para mayores de edad donde disfrutarás del asoleadero, alberca, spa, acceso a cueva de agua caliente, restaurante, hamaqueros, palapa de juegos y áreas naturales para el descanso. A la fecha son 16 murales que le dan color al interior y exterior de sus cabañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.