El tiburón ballena, potencial víctima del sargazo en Quintana Roo

Christopher González Baca, director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en la Península de Yucatán y el Caribe, confirmó que hace 15 días comenzó la temporada de avistamiento del tiburón ballena.

Este período oficialmente concluirá a mediados de septiembre, pero todo depende del sargazo. A su decir, “aunque no tenemos evidencia clara, creemos que el alga puede afectar mucho”.

“Hemos encontrado que, derivado de su descomposición, hay mayor presencia de dinoflagelados, organismo causante de la marea roja. Esto puede modificar la calidad del agua y la composición del plancton que alimenta a los tiburones“, precisó.

Si bien la temporada de avistamiento comenzó el 15 de mayo, en Holbox los prestadores de servicios explican a sus clientes que “los tiburones ballena no respetan nuestro calendario”.

Clima adverso

Aunque pescadores han informado de algunos avistamientos, “seguimos considerando que será muy difícil encontrarlos a menos que tengamos condiciones climáticas perfectas”.

González Baca refirió que aún no concluye la entrega de unas 400 autorizacionesen las tres áreas protegidas involucradas en la actividad –Yum Balam, Tiburón Ballena y Caribe Mexicano–, cifra que no coincide con la de embarcacionesporque algunas tienen hasta tres permisos.

Tuvimos presentaciones con Haydeé Santamaría Silvestre, de la Semarnat, del Programa de Manejo, en Isla Mujeres y Holbox, con prestadores de servicios, precisó.

Estamos atendiendo inconformidades y todo lo que implica el inicio de la temporada de avistamiento del tiburón ballena, dijo.

“Hubo un atraso en la presentación del Plan de Manejo y eso retrasó la entrega de permisos de la Dirección General de Vida Silvestre (DGVS) y de los nuestros”.

El año pasado hubo llamados de atención y, a consecuencia de eso, ocho autorizaciones no se renovaron, aseguró. La Profepa sanciona, nosotros hacemos llamados de atención, pero éstos pueden derivar en suspensión, revocación o no renovación.

El número de turistas depende del mercado, lo que no cambia es el número de autorizaciones, que se mantiene en tanto no tengamos oficialmente el estudio de capacidad de carga para la actividad, manifestó.

Igualmente, aseveró que se busca simplificar trámites, con lo cual los prestadores de servicios que gestionan hasta autorizaciones solo hagan un trámite y reciban, incluso, el permiso de la DGVS.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados