El paraíso puede esperar

Previous
Next

Cancún, la “ciudad turismo”, cumple 50 años de nacimiento y los celebra en medio de la crisis turística más importante que haya resentido este sector

Por Carlos del Castillo

Fue en el año de 1969, antes de que se pusiera la primera piedra en Cancún, cuando el gobernador de Quintana Roo, Javier Rojo Gómez, dijo: “Esta zona del país dentro de unos cuantos años será la atracción del mundo, con todas las ventajas económicas y sociales que de este hecho se derivarán”, declarando que esa ciudad sería la más planeada para ser un espacio dedicado principalmente al turismo.

El 20 de abril de 1970 se iniciaron las primeras labores de construcción de este paraíso mexicano, aunque el decreto de creación de Cancún fue publicado el 10 de agosto de 1971 en el Diario Oficial de la Federación.

La puerta de entrada a Cancún es el cielo

Cincuenta años después, Cancún es la ciudad preferida de los visitantes extranjeros y de la tercera parte de los mexicanos (de acuerdo a datos de la Secretaría de Turismo), contando con más de 35,000 habitaciones disponibles de hotel. La vía aérea es la preferida de los viajeros, nueve de cada diez visitantes arriban a este destino por su aeropuerto, convirtiéndolo a nivel nacional en el primero en conexiones internacionales y el segundo en pasajeros.

Para muchos, Cancún es sinónimo de vacaciones, justo como fue planeada, pues este destino vive del turismo y más del 60% de la población económicamente activa está dedicada a los servicios turísticos. Hoy día, debido a la pandemia mundial del Covid-19, esta ciudad se encuentra sufriendo enormemente: despidos de personal en cantidades, playas cerradas al público, espectáculos cancelados, discotecas bajo llave, los Todo Incluido han parado la compra de servicios, productos y alimentos, por lo que el campo mexicano se ve afectado. Toda una economía turística detenida.

Hoy en tu aniversario, te deseamos lo mejor, sabemos que si existe un destino turístico preparado para vencer los retos y encarar el futuro, eres tú. Nos veremos pronto, Cancún, no aguanto las ganas de sentir la fina arena blanca y ver el inmenso mar azul turquesa que te caracteriza.

¡Felices 50 años!

Hoy, el paraíso puede esperar.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next