6 destinos poco conocidos de México que debes ver al menos una vez

Previous
Next

6 destinos poco conocidos de México que debes ver al menos una vez

De playas a cascadas y selvas misteriosas, en México hay lugares increíbles y algunos de ellos no están llenos de turistas.

México es uno de los países más diversos en todo el mundo, es de los pocos en los que puedes pasar del campo a la ciudad, al mar o al desierto con solo avanzar unos cuantos kilómetros, y es por esto que se ha convertido en uno de los lugares favoritos para explorar por los viajeros de todo el mundo.

El problema es que a México le pasa como al resto, hay destinos, ciudades, playas y pueblos mágicos que reciben más promoción que otros, y eso significa que se convierten en lugares llenos de turistas que comparten la misma foto una y otra vez en sus redes sociales. La buena noticia es que es un país enorme y eso quiere decir que existen joyas escondidas y poco visitadas que están esperando ser parte de la próxima aventura.

Viajar es bueno para la salud mental, para tener más cultura y expandir nuestras mentes, pero antes de salir a recorrer el mundo, viajar a la India, a los famosos parques nacionales de Estados Unidos o a conocer todos esos monumentos europeos, es buena idea voltear a ver lo que tienes “en casa” y descubrir todo eso que hace que los extranjeros sean fanáticos de México.

Hay de todo, pequeños pueblos para pasear, cascadas para los amantes de la aventura, selvas para quienes quieren conectarse con la naturaleza y hasta pequeños sitios en los que puedes relajarte y escapar de todo, es cuestión de decidirte, empacar la maleta y planear el viaje (y la mejor parte es que, al estar en tu propio país, siempre puedes hacer el recorrido en forma de road trip para alargar la aventura).

Xico, Veracruz

Xico es un pequeño pueblo mágico muy cerca de Veracruz, el lugar es famoso por su mole, el café y por la gastronomía basada en los mariscos, además de que cuenta con calles empedradas, casas coloniales, templos y haciendas cafetaleras que convirtieron a Xico en sinónimo de buen café. También puedes encontrar sus clásicas artesanías y el pan de leña que son un must al visitar el pintoresco pueblo que puedes recorrer completamente en un solo día.

Para los amantes de la aventura, es un buen punto para comer después de visitar las cascadas de Xico y Texolo, que cuentan con una caída de agua de 24 metros a la que puedes llegar realizando senderismo, rapel y otras actividades. El recorrido completo dura varias horas, pero no es difícil.

Cuetzalan, Puebla

Este pueblo mágico se encuentra en la Sierra Madre Oriental y es uno de los menos conocidos de México. Cuetzalan está rodeado por barrancas llenas de árboles y ríos. El pueblo se encuentra a poco más de 1 hora del centro de Puebla y cuenta con la zona arqueológica de Yohualichan (que se traduce como La casa de la noche y fue uno de los primeros asentamientos totonacos alrededor del año 600), el Santuario de Guadalupe y sitios ideales para practicar rappel, escalada en roca o paseos en caballo. Aquí también encuentras la Cascada el Salto.

Cascada de Tamul

Esta cascada se encuentra dentro de un cañón en la Huasteca Potosina, y con sus 105 metros de altura es una de las más altas en San Luis Potosí, y cerca de la cascada encuentras también ‘La Cueva del agua’ un cenote que es famoso por sus aguas de color azul brillante. Para llegar ahí se recomienda tomar un tour, pero el viaje vale la pena porque al llegar puedes practicar todo tipo de deportes extremos, nadar o simplemente relajarte viendo el paisaje.

Si quieres ver la cascada desde arriba, puedes hacerlo desde Naranjito, desde donde puedes bajar a rappel. Cascada en Xico, Veracruz 

Las Guacamayas, Selva Lacandona (Chiapas)

Chiapas es famoso por su gastronomía y belleza natural, es un lugar relajado en el que puedes encontrar un poco de todo y en el que puedes bajar la velocidad y dejarte llevar. Uno de sus lugares imperdibles es la reserva Las Guacamayas en la Selva Lacandona, que cuenta con su propio Eco Hotel, una gran biodiversidad y el sitio dedicado a la conservación de la Guacamaya Roja, que está en peligro de extinción.

Pluma de Hidalgo, Oaxaca

Oaxaca es uno de los destinos favoritos en México y algunos puntos son visitados por miles de turistas cada año, pero todavía tiene algunos tesoros ocultos, como es el caso de Pluma de Hidalgo.

Pluma de Hidalgo es uno de los cafetales más emblemáticos de Oaxaca y es ahí donde se produce el café que se vende en todo el mundo y que es reconocido por su calidad. El pueblo está lleno de viejas haciendas y algunas de ellas ofrecen recorridos con catas y muestras culinarias en las que el cacao y la guanábana que se producen en la zona también son estrellas.

Loreto, Baja California

Loreto, que se considera como el primer asentamiento de personas en Baja California Sur, se encuentra justo en la península de Baja California y es un lugar con una gran riqueza natural. Loreto es un pueblo de pescadores que está rodeado por el Mar de Cortés y la Sierra de la Giganta, y es especial porque fue aquí donde encontraron una serie de pinturas rupestres y petroglifos de hace más de mil años.

Es el lugar ideal para ver ballenas y realizar deportes acuáticos como el buceo y el snorkel, y muy cerca puedes encontrar la Isla Coronado, con un volcán inactivo que fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

.-Con información de GQ.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn