Sociedad

“La música clásica nunca desaparecerá”

Elina Garanca, considerada una de las mejores mezzo sopranos del mundo, llega por primera vez a Mérida y se declara una admiradora de la gastronomía yucateca, “me encanta su sopa de lima”

Por: Martha López Huan  Elina Garanca señala que España es su seganda patria. (Josué Argáez)

La mezzo soprano Elina Garanca asegura que se siente feliz de estar por segunda vez en México, pero sobre todo en Yucatán, “espero que mi voz le de alegría al público de esta región”.
–Estoy contenta porque la gira 2018 me da la oportunidad de venir a este lugar tan bonito de México y de participar con la Orquesta Sinfónica de Yucatán  –dice en rueda de prensa, al declararse admiradora de la comida regional, “me encanta la sopa de lima”.
Acompañada del director general del Fideicomiso Garante de la Orquesta Sinfónica (FIGAROSY); doña Margarita Molina Zaldívar, presidenta del Patronato para la OSY; el director Constantine Orbelian,  y el maestro Juan Carlos Lomónaco, señala que le causa placer descubrir que en varias de sus ciudades de México hay una orquesta sinfónica, un teatro precioso y mucho interés por la música clásica”.
–¿Cómo ve a México, culturalmente hablando?
–México es una potencia mundial en cultura, tiene su música tradicional y grandes cantantes; este país es rico en talento y no sólo en música clásica –señala la mezzo soprano, quien nació el 16 de septiembre de 1976 en Riga, Letonia.
–¿Qué mensaje le daría a las nuevas generaciones que desean sobresalir en el bel canto?
–En el canto bello, la constancia es un elemento fundamental que se asocia a cierto tipo de voz, así que, si ya tienen talento… sólo tendrán que demostrarlo –dice y asevera que la música clásica nunca morirá, “solo se harán cambios en la presentación y en lo visual, yo  la comparo con los cuadros de Miguel Angel, que son clásicos y no se perderá, porque es un género profundo que te hace sentir muchas emociones”.
–Sentir los sonidos de la orquesta en vivo, amalgamadas con la voz del tenor, la mezzo soprano o barítino, es algo tan hermoso y tan vibrante que te hace amar la música clásica, por eso creo que no desaparecerá –inMiguel Escobedo Novelo, doña Margarita Molina Zaldívar, Elina Garanca, Constantine Orbelian y Juan Carlos Lomónaco. (Josué Argáez)siste la artista, quien desde hace varios años vive en España.
Elina Garanca revela que no le gustaría que la recuerden por su cara, música, o su voz “ni por mi técnica, sino por brindar una conexión, por dar un momento emocional durante mis conciertos”.
Después de Mérida, Elina Garanca continuará su gira por Monterrey, donde el 24 de enero ofrecerá un recital en el Club Campestre, acompañada del pianista Rogelio Riojas-Nolasco, y el 27 se presentará en la Sala Plácido Domingo de Zapopan, con la Orquesta Filarmónica de Jalisco y el Conjunto de Artes Escénicas de Guadalajara.
El director estadounidense Constantine Orbelian, quien acompaña a Elina por gira mundial, dice que es un privilegio estar con la Orquesta Sinfónica de Yucatán.
El director, quien la próxima semana podría ganar un Grammy, tiene más de 25 años de trayectoria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.