Sociedad

La cata más grande del sureste, a beneficio y además con buenas noticias contra el cancer.

Tuvimos la oportunidad de disfrutar con todos los sentidos de la sensibilidad que distingue a la sommelier Harumi Cosau, quién además de realizar hasta ahora, la cata más grande del sureste a beneficio de Fundación VIFAC, con una inmejorable selección de 7 vinos, tuvo la iniciativa de implementar en uno de sus canapés sorpresa, el “Bimi” una simbiosis orgánica entre la col y el brócoli con propiedades curativas del cáncer y nunca antes empleada para ello en platillos de esta índole con tecnología y vanguardia de la mano de la joven promesa culinaria Danny Sanrú.

 

¡En hora buena por aquellos profesionales que aportan, suman y benefician a nuestra sociedad con hechos que marcan la diferencia!

 

 

 

 

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.