Enamórate en la hacienda de San Nicolás Dzoyaxché

Previous
Next

Enamórate en la hacienda de San Nicolás Dzoyaxché

La Hacienda

El casco de la ex-hacienda henequenera San Nicolás Dzoyaxché data del siglo XIX y su primer dueño fue el señor Don Francisco Martínez de Arredondo y Castro. La Iglesia construida en el año 1926 está dedicada a San Nicolás de Tolentino, santo patrono del pueblo, cuyas fiestas se celebran del 10 al 20 de septiembre con gremios, bailes populares, procesiones y novenas.

Los muros, techos y máquinas sobrevivientes son testigos del esplendor arquitectónico que tuvo en otra época, esos vestigios se advierten en jardines y corredores. Una de las peculiaridades de la casona principal, de estilo colonial, es que se levanta sobre un cenote y el estanque que tiene, se modificó para utilizarse como alberca.

Santo Patrono

San Nicolás de Tolentino (1245-1305), fraile italiano perteneciente a la orden Agustina, cuya vida representa la personificación más lograda del carisma de su orden. Se le representa siempre con el libro de las reglas en la mano; libro que, en ocasiones, mostrará abierto en la leyenda: «Observé siempre los preceptos de mi padre San Agustín». Intercede por los pobres, enfermos y necesitados y patrono de las almas del purgatorio.

Vivero Dzoyaxché

Este espacio tiene como objetivo cultivar plantas regionales con el fin de reforestar áreas diversas dentro del Municipio de Mérida, mejorando con esto las condiciones ambientales del Municipio y a la vez fomentando el conocimiento de las plantas de la región. Algunas de sus metas son:

  • Mejoramiento de las condiciones del vivero ya existente en la Hacienda Dzoyaxché, adquiriendo los materiales de jardinería y viverismo forestal necesarios para su funcionamiento.
  • Crear un reservorio de semillas de plantas regionales, por medio de la recolección y selección en campo, clasificándolas y preparándolas para su siembra con el fin de comenzar la colección del vivero.

Traslado de ejemplares de otros viveros hacia el vivero de Dzoyaxché, esto para su crecimiento y posterior uso para las actividades de reforestación.

En la actualidad el Ayuntamiento de Mérida no cuenta con viveros que se dediquen enteramente al cultivo de árboles regionales, lo cual es importante al momento de elegir especies para reforestar áreas específicas en el Municipio de Mérida y sus comisarías.

Teniendo en cuenta los servicios ambientales que nos proporciona la cubierta vegetal, como son: evitar la erosión del suelo, filtrar el agua, purificar el aire, funcionar como barrera contra huracanes, atraer la lluvia, proporcionar casa y alimento a muchas especies animales incluida el hombre, además de muchas otras cualidades y funciones, esconder paisajes desagradables, proporcionar color y textura, disminuir el ruido, fomentar conductas positivas y disminuir las negativas, reducir la temperatura hasta en 3 grados, aminorar el tiempo de los enfermos en los hospitales, de todo esto se deriva la importancia de contar con las especies adecuadas para plantar en el Municipio de Mérida.

Algunas de las especies forestales regionales que se encuentran y utilizarán en el Municipio de Mérida y sus comisarias, se pueden mencionar; ciricote, jabín, chaká, kitamché, tzalam, Kaan ha bin, tsluche, x’canan, chiit, huano, chucum, catzin, capulín, maculís, balché, ramón, roble, etc. De los frutales: zapote, guaya de la región, nance, ciruela, caimito, zapote negro, zapote amarillo, mango, tamarindo, anona, guanábana, zaramullo, jícara, etc.

Días abierto al público:

De martes a domingo, de 08:00 – 16:00 hrs.

.

-Con información de Yucatán Travel.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn