Coronavirus: ¿Hasta dónde afecta nuestra salud mental?

“Desde que la vida habita el planeta se ha visto expuesta a pandemias, virus y extinciones, con el humano no es distinto, aunado al miedo que tiene a la muerte” –Psiq. Jesús Ángel de la Luz Ramírez.

Por María Isabel Juárez

Nos tomó por sorpresa a todos. Aparentemente lejana e improbable que una situación como la que inicialmente enfrentó China pudiese afectar al mundo entero, y lo hizo. Las cifras aumentan aún en contra del escepticismo en ciertos grupos y hoy día, pese a cualquier esfuerzo por revertir el número de infectados, el virus SARS-CoV-2 sigue cobrando víctimas, manteniendo tras la puerta a millones de personas y sin vacuna disponible aún.

La desestabilidad emocional, social y económica que provoca una pandemia y peor aún, el indebido e irresponsable manejo de la información que corre en los medios y canales de comunicación, rebasa el razonamiento más congruente que pueda tener una persona sana, originando estrés e incertidumbre a nivel poblacional. Se recomienda consumir información oficial que su fuente sea con terminaciones como gob, org, edu, ac y evitar información alarmista.

En diversos sectores (ya no sólo los vulnerables), también se ha disparado la violencia intrafamiliar, abuso contra los menores y mujeres, adicciones, ansiedad, depresión, angustia, ira, entre otras manifestaciones emocionales que afectan el funcionamiento del individuo y quienes le rodean.

El doctor especialista en psiquiatría, Jesús Ángel de la Luz Ramírez, refiere que en el ser humano siempre ha existido el miedo hacia la muerte al ser consciente de su existencia dentro de un ciclo de vida, el miedo a lo desconocido, dejar de existir, enfermar, accidentes, fallecimientos cercanos, o cualquier amenaza a la vida, incrementando exponencialmente el miedo y desatando otras afectaciones.

La ansiedad libera en el organismo una cantidad extrema de cortisol que disminuye en automático la efectividad del sistema inmune que protege contra infecciones. Al presentar un cuadro de ansiedad hay que evitar caer en pánico: rompa el pensamiento, salga a tomar aire fresco al patio o ventana, respire hondo y profundo y libere el aire lentamente, distraiga completamente su mente y recuerde algo positivo.

Es recomendable realizar actividades relacionadas a gusto y personalidad de cada integrante de la familia, plato favorito, lecturas, películas, documentales, juegos de mesa, ejercicio o yoga en grupo, arreglar la casa, jardinería, pintar, karaoke, bañar y entrenar mascotas, cambiar muebles de lugar. Sean creativos. 

Servicios médicos en salud mental SEMEDSAM, bajo las condiciones de salud que se exigen, abre sus puertas para seguir un tratamiento adecuado. Le invitamos a ponerse en contacto con los especialistas.

Web: www.semedsam.com
Facebook: @Servicios Médicos en Salud Mental

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados