Científicos descubren nueva especie de primates que está en peligro de extinción: solo quedan 260

Previous
Next

Por Jessie Yeung

Científicos descubrieron una nueva especie de primates en las selvas de Myanmar, los langures de Popa, y ya están en peligro de extinción.

El langur de Popa es un tipo de mono con una cola larga, anillos alrededor de los ojos y una cresta de pelo en la parte superior de la cabeza. Se estima que solo quedan entre 200 y 260, según un comunicado de prensa del Museo de Historia Natural de Londres, que colaboró en este estudio.

El equipo de investigación nombró a los langures de Popa en honor al volcán sagrado extinto monte Popa y los clasificó como «en peligro crítico».

«Lamentablemente este es un descubrimiento agridulce debido al número limitado de individuos que quedan en la naturaleza y a las poblaciones fragmentadas», dijo en el comunicado Roberto Portela Miguez. Portela Miguez es el curador principal del Museo de Historia Natural.langur-popa-dos

Un langur de Popa fotografiado en el monte Yathe Pyan en Myanmar.

«La esperanza es que, al darle a esta especie el estatus científico y la notoriedad que merece, habrá incluso más esfuerzos concertados para proteger esta área y a las otras pocas poblaciones restantes», agregó.

Los científicos, de tres organizaciones, publicaron sus hallazgos el miércoles en la revista Zoological Research.

Cómo descubrieron los científicos que era una nueva especie

En el estudio, los investigadores de Fauna & Flora International y el Centro de Primates de Alemania llevaron a cabo estudios de campo de los langures, cuyo nombre científico es Trachypithecus popa. También recolectaron muestras y ADN de todas las demás especies de Trachypithecus, primos del langur de Popa.

Los científicos combinaron los datos de estas encuestas y muestras, así como los datos de especímenes en otros museos, y esto confirmó la existencia de la nueva especie, sostiene el comunicado de prensa.

Una de las partes cruciales del rompecabezas era un espécimen de 100 años de antigüedad que había sido almacenado en el Museo de Historia Natural de Londres. A principios del siglo XX, el zoólogo británico Guy C. Shortridge recolectó miles de especímenes, incluido un espécimen de Trachypithecus de 1913 que el equipo del langur de Popa volvió a examinar.

«Los monos son uno de los grupos de mamíferos más emblemáticos, y estos especímenes han estado en las colecciones durante más de cien años», dijo Miguez. «Pero antes no teníamos las herramientas o la experiencia para hacer este trabajo», explicó.

Había otras pistas de que el langur de Popa era una especie completamente nueva. Entre ellas, por ejemplo, estaban las diferencias en la longitud de la cola, el color del pelaje y la forma del cráneo. El análisis genético lo confirmó.

«Este estudio demuestra que las colecciones de historia natural son un recurso valioso y clave para la investigación genética y, en el contexto de la crisis actual de biodiversidad, es claro que hoy en día son aún más relevantes e importantes que nunca», dijo Miguez.

Langures en el monte Popa, un lugar sagrado de peregrinación

Los langures de Popa probablemente alguna vez estuvieron muy extendidos por el centro de Myanmar, según el estudio. La investigación analizó registros históricos como especímenes de museos y notas de viajes. Sin embargo, solo unos pocos grupos sobrevivieron. Ahora los individuos restantes solo viven en cuatro poblaciones aisladas.langur-popa-monte-popa

El monte Popa es un sitio sagrado de peregrinación y hogar de unos 100 langures de Popa.

La población más grande se encuentra en el monte Popa, hogar de más de 100 langures. El monte Popa, un lugar sagrado de peregrinación, también alberga un importante santuario de vida silvestre. Sin embargo, las amenazas a los langures de Popa en peligro de extinción persisten.

«Aunque el monte Popa es un parque nacional, lo que significa que las especies que se encuentran allí están protegidas legalmente, la caza y la deforestación para la industria maderera y la leña siguen ocurriendo», dijo Miguez.

Las amenazas que enfrentan

Entre otras amenazas están la invasión agrícola, la degradación ambiental y otras perturbaciones a la tierra como el pastoreo libre de ganado, según el estudio.

El estudio instó a agencias internacionales como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas a agregar al langur de Popa a sus listas de especies amenazadas.

«Una mejor gestión de las áreas protegidas, en particular una mejor aplicación de la ley (…) es esencial para estabilizar las dos poblaciones más grandes conocidas», dijo el estudio. «Los bosques en Bago Yoma están severamente degradados y fragmentados, pero aún podrían proporcionar el hábitat contiguo más grande si la deforestación y la degradación forestal se revierten mediante una mejor protección y restauración de los bosques», agregó.

.-Con información de CNN.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next