Sociedad

Cata Divina

La más grande del sureste

Por María Isabel Juárez Torres

La Chef Harumi Cosau debería ser considerada una de las más grandes promesas en el mundo de la gastronomía y el vino, cuenta con escuela a nivel internacional y hoy se sustenta como la sommelier oficial representante de Yucatán en uno de los eventos más esperados a nivel mundial: Dinner in the Sky, una delicia de “altura” que está dando la vuelta al mundo por su original y muy particular propuesta de reunir a los mejores chefs y someliers para compartir con los comensales más atrevidos, una comida o cena en una mesa rectangular sobre una plataforma de cristal suspendida en el aire a ¡más de 45 metros de altura! En cada ascenso dan rienda suelta a sus creaciones culinarias para maravillar el paladar de los afortunados. El espacio es tan reducido que literalmente solo suben el cheff, el ayudante y el sommelier.

Actos a beneficio

Para realizar la cata más grande del sureste a beneficio de Fundación VIFAC, Harumi Cosau, estructuró el proyecto durante sesenta días contínuos de arduo trabajo, investigación y pruebas que sustentaron la elección de siete canapés y siete vinos mexicanos, entre blanco, rosa, espumoso y tintos. Dentro de los canapés el elemento sorpresa de la noche fue el Bimi, recientemente la investigación de alimentos lo arrojó como un súper food, con propiedades tan efectivas que combaten las células cancerígenas. Esta “plantita” es resultado de un binomio entre col y brócoli obtenidos a través del cultivo orgánico y que por primera vez fue utilizado en una cata, no se tiene registro de su introducción en algún platillo, canapé o menú, para lo cual fue empleado con sumo cuidado para conservar sus propiedades prácticamente intactas. Los canapés emplatados figuraban un mini cuadro de arte comestible y me detendré aquí un momento ya que deseo reproducir mentalmente el archivo sensorial que guardé como una joya: Un estético macarroncito dulce, negro por el carbón activado, tan suave que se quebró al tacto, estaba relleno de un mole espectacular de capulín y lo más exótico: ¡espolvoreado por oro comestible de 18 kilates! Una locura.

La cata cumplió con el objetivo, la explicación y las sorpresas. Date la oportunidad de apreciar y sobre todo hacer algo diferente con gran valor, pide que te realicen una cata en grupo para disfrutar, aprender y convivir con Harumi Cosau; una verdadera personalidad.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.