Una reforma legal frenaría plagios de marcas nacionales

A fin de proteger los diseños generados por empresas y artesanos mexicanos, de salvaguardar productos que sólo se generan en el país y garantizar la propiedad intelectual de los inventores nacionales, la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama y otros legisladores realizaron modificaciones a la Ley de Propiedad Industrial.

—Estas modificaciones obedecen a diferentes escenarios —explica la senadora por Yucatán—: por un lado, muchas empresas mexicanas dependen únicamente de sus diseños para competir en el mercado global y muchos artesanos están siendo víctimas de plagio de empresas internacionales.

ADVERTISING

—Lo anterior, en un entorno en el que México sólo tiene 15 productos con Denominación de Origen, en contraste con Estados Unidos, que tiene más de 900 productos, y la Unión Europea, que tiene más de 6,000.

—Con ambos, con Estados Unidos y con la Unión Europea, estamos actualmente discutiendo sendos tratados internacionales de comercio, en una economía cada vez más globalizada.

—El tequila, el mezcal, el sotol, la talavera, el mango ataulfo, el café de Chiapas y el de Veracruz, y el chile habanero, entre otros pocos productos, tienen Denominación de Origen, pero el pulpo maya, por ejemplo, está en una de sus primeras fases para obtener esta protección y debemos alentar medidas que hagan más fácil este procedimiento —dijo.

—Es simple: Nos estamos yendo a competir en el mundo entero y nos urge fortalecer el esquema de protección de los diseños industriales de nuestros creativos y artesanos y de nuestros productos nacionales únicos —reiteró.

La senadora por Yucatán indicó que las reformas legislativas fortalecen la protección del régimen de Denominación de Origen en cuanto a los requisitos y trámites que se deben cumplir para emitir una Declaración General de Protección.

También se establece la figura de Indicación Geográfica, que tendrá una regulación similar a la denominación de origen, y se crean las Entidades de Gestión, cuyo objetivo será administrar las denominaciones de origen e indicaciones geográfica y fomentar los productos amparados por éstas.

De acuerdo con un comunicado, en las modificaciones a la ley se incluyó también la actualización del sistema de protección de diseños industriales del país para ajustarlo a los estándares internacionales.

Con este cambio, México pueda adherirse al Arreglo de La Haya relativo al registro internacional de dibujos y modelos industriales.

Además, diversos productos artesanales del país podrán ser incluidos como parte de los diseños industriales mexicanos, “que es una de las solicitudes más recurrentes de los más importantes sectores artesanales del país”.

Entre otras medidas, la reforma modifica también la vigencia de la propiedad del diseño industrial y su forma de renovación, a fin de que sea de 5 años, renovables por períodos de 5 años, hasta alcanzar un máximo de 25 años.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados