El juego de la zanahoria

En-unidad-precandidatos-del-PRI-Yucatan-2015 Acabamos de elegir y los políticos ya quieren que pongamos atención en el 2018, eso se llama no tener vergüenza y distraernos de aquello que es de verdad importante, la economía; es justo en este apartado donde los altos niveles de gobierno, de federal hasta alcaldes, no han hecho su chamba, la mayor prueba de que estos manirrotos no saben qué hacer con los recursos, es el llamado «Presupuesto Cero», que no es otra cosa que empezar desde abajo y diseñar de nuevo la distribución de los recursos, aquello de lo poquito que nos queda.

Insisto, a los políticos les conviene distraernos y meternos en el juego de la sucesión, tirar nombres a tonta y a loca, como el de Margarita Zavala, quien dice que sí, quiere ser presidenta del país, pero no pudo ser presidenta de su partido el PAN, Zavala saltó a la arena sin buenos argumentos. Hay otros que también alzan la mano y aseguran que quieren y pueden. Eso se llama distracción, al más puro estilo mexicano de ocultar lo que importa con aquello que sólo es circo y morbo.

Toma de protesta:
Será hasta el uno de septiembre cuando tomen posesión del cargo, alcaldes, diputados locales y federales, en la víspera, hay pleitos enconados por ser coordinadores, presidentes de la comisión de presupuesto, obras y aquellas que se consideran pavos de doble pechuga. El PAN tiene dos problemas; darle la coordinación de su mini bancada a Beatriz Zavala, quien va y viene por la vida con ese aire de propiedad y egoísmo que le caracteriza, viaja sola, dicen los mismos panistas, quien recuerdan que lleva más de veinte años de un alambre a otro alambre, diputada, senadora, local y federal. Raúl Paz, va por la coordinación de los panistas, Paz, ya quiere irse de la mano con nuevos estilos políticos, dice que habrá que recuperar la dignidad en el congreso local, la salida del partido de Sofía Castro y su alianza con el PRI afectó a toda la bancada.

El PRI y gobernador se quedan sin cartas; Celia Rivas o Marco Vela para la presidencia del congreso y párele de contar, aunque pueden darse sorpresas con Verónica Camino, Antonio Homá y Daniel Granja

Un priísta presumía de que ellos ganaron casi todo; 13 diputaciones locales, cinco federales, la mayor parte de los municipios, aunque los más importantes como Mérida, Valladolid, Progreso, Umán, Motul y Hunucmá, esta ciudad ubicada al poniente y que con su planta cervecera y grandes inversiones, allí también perdió el PRI. Mérida dolió en el alma, el mismo gobernador Rolando Zapata estaba muy interesado en que Nerio Torres se llevara la alcaldía…el resto usted ya lo sabe, Mauricio Vila se prepara para asumir.

Por ello pregunto: ¿si el PRI ganó todo, entonces, porqué están tan tristes?

Por Lorena Pech

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados