Celular y volante más peligroso que el alcohol

Publicado el: 06 noviembre 2017

Por José Luis Preciado

Allí está el sonido peculiar de que llegó un mensaje, una llamada o alerta, uno piensa que es normal responder, que no pasa nada, que sólo son unos segundos, unas cuantas palabras…Pero es más que eso. Un estudio realizado por el Institute of Advanced Motorists (organización sin fines de lucro dedicada a mejorar los estándares de conducción en el Reino Unido) explica que “responder mensajes través del celular, mientras se conduce un vehículo, es más peligroso que manejar alcoholizado”, ocurre que enviar un mensaje disminuye la reacción un 34,7 por ciento, mientras que el uso de Facebook la reduce casi un 38 por ciento.

celularEl uso del celular mientras se conduce ya es la principal causa de accidentes viales, muchos de ellos mortales, datos de la Organización Panamericana de la Salud, habla de las muertes por accidentes de tránsito en México rebasan ya las 24 mil por año y van en aumento, así como el dato de que textear mientras se conduce ha desplazado los accidentes provocados por alcohol.

El tiempo que le lleva a un conductor localizar el teléfono, recogerlo, leer el mensaje, registrar la información y volver a guardarlo puede determinar el futuro de su vida. Son segundos, pero pueden ser fatales. Es que la desconcentración que provoca el teléfono al volante es directamente proporcional a la falta de respuesta ante una decisión inmediata que se debe tomar al volante. Cualquier instante que tome la atención del conductor durante más de dos segundos es demasiado largo teniendo en cuenta la serie de circunstancias imprevistas que genera el tránsito.

Recordaciones: suba al auto, concentre su atención en la conducción y disfrute del paisaje o las calles o las personas que están cerca de usted, guarde y ponga en silencio el celular, acostumbre a la gente que le rodea que las respuestas no son inmediatas. Una vez que llegue al destino tómese un tiempo y revise lo acumulado. No se deje controlar por factores externos. Si no es capaz de hacer esto es que ya se contagió de nomofobia, catalogada como un miedo irracional que sienten algunos cuando algo les impide interactuar con su celular, un estudio británico reveló que en el Reino Unido ya la sufre el 66% de la población, lo que supone un aumento respecto al 53% que se observó en el último sondeo realizado hace cuatro años.
La nomofobia se identificó por primera vez en 2008 y sus nombre proviene del término inglés “no-mobile phobia” (fobia a estar sin móvil).

Los expertos señalan que estas personas experimentan una gran ansiedad cuando se dan las siguientes situaciones: pérdida de celular, batería o crédito agotado y falta de señal.

Escribe un comentario.