Canal de los Piratas, reserva maya en el pueblo mágico de Bacalar

Previous
Next

Canal de los Piratas, reserva maya en el pueblo mágico de Bacalar

El Canal de los Piratas es un lugar que con una curiosa historia que amerita tus próximas vacaciones para corroborarla.

El punto donde se encuentran la majestuosa laguna de Bacalar y el Río Hondo.

La laguna de siete colores, Bacalar, tiene un regalo más para sus visitantes un sendero acuático que te hará sentir en la búsqueda de un tesoro que se oculta en la selva, el recorrido es el Canal de los Piratas.

Se trata de un paso natural que une al río Hondo -la frontera natural entre México y Belice- con la hermosa laguna de Bacalar, a través del estero de Chaac.

Los mayas crearon este canal para conectar a las tribus del norte con los del sur en un sentido meramente comercial por el que se transportaban productos como alimentos, plumas, animales exóticos, maderas preciosas. Durante la colonia se llamó Canal de Salamanca, conexión entre Europa y América, de ahí que fuera un punto muy atractivo para los piratas.

Fue en el siglo XVIII que las mercancías que se transportaban y trasladaban como contrabando los piratas que provenían de Majahual para llevar sus tesoros a Bacalar donde se podía obtener el valioso palo de tinte.

En nuestros días, por el Canal de los Piratas se trasladan visitantes que quieren disfrutar del azul cristalino y las blancas arenas que además de adornar las orillas forman bancos en medio del canal, dándole diferentes profundidades. Que a veces apenas cubren los pies.

Hay varias formas de recorrer el canal, el kayak es el más popular, pero se pueden rentar embarcaciones como los pontones, que dan recorridos a los puntos de atracción como el gran barco de cemento que se construyó para ser un restaurante y que jamás abrió por atentar contra la integridad de la zona.

Pero caminar el canal también se disfruta mucho, incluso hay muchos visitantes que se detienen a tomar «baños de arena» por las propiedades exfoliantes de los minerales que sólo esta arena tiene, a esto se le llama «baño maya». Pero si buscas más aventura, dirígete al balneario que está entre la Laguna de Xul-Há y Bacalar, ahí puedes disfrutar de los rápidos en kayak o navegarlos con un chaleco bien puesto.

Desde el Canal de los Piratas también puedes visitar la Isla de los Pájaros y los cenotes Negro, Esmeralda y Cocalitos. Definitivamente es un lugar que no puedes visitar en un día, amerita unas buenas vacaciones para su disfrute total.

Canal de los Piratas

Para llegar aquí puedes hacerlo de varias formas:

En Kayak, que puedes alquilar en tu hotel si te hospedas en alguno que esté a la orilla de la laguna o hay hoteles que aunque no seas huésped ofrecen el servicio.

Nadando si tu condición es excelente, porque cuando uno está en la orilla no parece estar tan lejos pero ya adentro de el agua, todo cambia.

La forma más común de llegar aquí es en un tour ya sea en lancha o velero, la duración de cada uno es diferente, en lancha puede ser de unas 2:30 a 3 horas y en velero mucho más largo ya que depende de las corrientes del aire es como avanza este avanza. El costo puede ir de los $350 hasta los $1,500 dependiendo de la temporada, si es compartido o privado.

.-Con información de Mxcity

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn