Ante ausencia de visitantes, los animales de los zoológicos están más relajados

Las especies, más tranquilas en los zoológicos locales

Comunidades

El escaso movimiento citadino ha dejado ver estampas inusuales en toda Mérida, y en los zoológicos del Centenario y Animaya no es la excepción: “Ante la ausencia de los visitantes, los animales están más relajados”, señaló Arturo Antuña Silveira, subdirector de Servicios Generales del Ayuntamiento de Mérida, instancia de la cual dependen ambos parques.

Como informamos, el 16 de marzo ambos centros cerraron sus puertas al público debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Aunque se ha priorizado la salud de los colaboradores, Antuña Silveira resaltó que no se puede desatender a los animales, y por eso se les monitorea prácticamente las 24 horas del día.

El funcionario precisó que por las mañanas el personal se enfoca en alimentar a las especies y brindar tratamientos a los animales que lo requieran, mientras que por la tarde y noche prácticamente es solo vigilancia.

“La ausencia de visitantes nos ha permitido que interactuemos más en el cuidado y hemos aprovechado ganar tiempo en brindar atención y otras cosas que muchas veces no nos permitía el público. Por ejemplo, tanto en Animaya como en El Centenario había que esperar hasta la noche para darles su alimento”.

“Ahora, al no haber visitantes ni gente en el parque deambulando, nos ha permitido que tengamos la absoluta libertad de convivir con ellos y los veterinarios tienen más tiempos disponible para tomar estos detalles en cuanto a los animales”, añadió.

Pero, además, la ausencia de visitantes, según dijo, ha ocasionado que los animales estén más relajados.

“Yo diría que están más desestresados, porque ante la ausencia de visitantes los animales se muestran relajados, están conviviendo mejor entre especies, ya ves que en el caso de Animaya las especies están todas juntas en la pradera. Los animales están llevando muy bien esta ausencia”, indicó.

El funcionario resaltó que el hecho de que ambos centros estén cerrados al público les ha permitido atender a todos los animales al cien por ciento, por ejemplo, no dejan de monitorear el área de reproducción de las guacamayas que están empollando.

También están a la espera de la eclosión de los huevos de avestruz y flamencos, pues están en pleno periodo de desove.

Hasta el momento son las únicas especies en proceso de reproducción. “En algunos casos estamos en espera”, indicó, para luego señalar que debido a que no hay presencia humana en los parques, “las crías se van a desarrollar bien”.

El funcionario también señaló que, aprovechando el cierre de los parques, se está dando mantenimiento a algunas áreas.

“Se está mejorando el área médica. El alcalde (Renán Barrera Concha) nos ha pedido que continuemos con estas labores, la idea es terminar en tiempo y forma”, señaló.— Iván Canul Ek

Fuente: Diario de Yucatán

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados