Noticias

Al rescate de platillos regionales, para promover una alimentación saludable

Platillos de la región, como potaje de lentejas, pollo asado o en pebre, huevo con chaya, frijol con puerco, albóndigas y pan de atún, elaborados con insumos saludables y en porciones adecuadas, conformarán los menús de los Espacios de Alimentación, Encuentro y Desarrollo (EAED) del Sistema para Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal.

La subdirectora de Desarrollo Comunitario y Alimentación del organismo, Leticia Mena Macossay, explicó que los guisos locales son ricos en nutrientes, por lo que su consumo balanceado puede contribuir a mejorar tanto la salud como el rendimiento físico y cognitivo de las y los yucatecos.

Agregó que el diseño de los nuevos menús, que ya ha sido aprobado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), es parte de la estrategia para garantizar la seguridad alimentaria en la entidad, compromiso del Gobernador Mauricio Vila Dosal con la población.

Además, la funcionaria dijo que se cuidará y garantizará que se elaboren los alimentos con insumos propios de la región, cuidando el equilibrio, garantizando la calidad de las raciones y procurando que quienes asisten a estos espacios cuenten con una dieta variada, suficiente y frecuente.

También, se tendrá especial atención en capacitar a quienes elaboren los platillos, en temas como higiene, almacén y cuidado de productos, y las porciones adecuadas que se debe servir a niñas, niños, adolescentes, personas adultas y adultas mayores.

El cambio de menús en estos sitios se realiza de manera paulatina en todo el estado, expuso Mena Macossay, a fin de generar nuevos hábitos alimenticios entre quienes acuden a ellos.

Actualmente, el DIF Yucatán cuenta con 198 EAED, donde 15 mil 782 habitantes de 90 municipios acceden a desayunos y almuerzos, así como a información sobre la importancia de una buena alimentación y la prevención de enfermedades relacionadas con hábitos incorrectos de consumo.

En estos lugares, dos mil 610 mujeres voluntarias se encargan de elaborar los alimentos; a cambio de cocinar y atender a las y los beneficiarios, reciben una despensa mensual.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.