Aerolíneas y turismo, las primeras víctimas de COVID-19 en México

El virus costaría 8 mil millones de dólares a las aerolíneas en América Latina; en el peor escenario se prevé un impacto de entre 3 y 5% en el PIB turístico del país.

El aumento de casos de coronavirus en el mundo encendió el temor de los pasajeros a tomar vuelos a destinos que han presentado un alza en el número de contagios, lo que convirtió a las aerolíneas y al turismo en una de las principales víctimas de la pandemia que frenó el tráfico aéreo. 

Ante el pánico de los ciudadanos a viajar, las líneas aéreas podrían enfrentarse en América Latina a una pérdida de ingresos de hasta 8 mil millones de dólares, según estimaciones de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA).

“La reducción de tráfico va a ser bastante acentuada principalmente en marzo (…) tenemos la impresión de que a partir de este mes se empezaron a reducir las reservaciones y aumentar las cancelaciones. Llegaríamos a un impacto de hasta 8 mil millones de dólares, lo que sería catastrófico para la región”, advirtió Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo de la ALTA.

En México, Aeroméxico y Avianca redujeron sus operaciones, mientras que Interjet flexibilizó sus políticas de cancelación.

Ayer, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció el cierre de fronteras de la Unión Europea, por lo que los vuelos de países ajenos a dicha región quedarán prohibidos a partir del mediodía del martes (hora de la UE).

Mientras que, Canadá, el segundo destino turístico para México, también cerrará sus fronteras debido al aumento de casos de COVID-19, excepto a los viajeros estadounidenses, por lo que las aerolíneas mexicanas quedarían también imposibilitadas para operar hacia esos destinos.

Aeroméxico, hasta ahora redujo al 50 por cientos sus vuelos hacia Seúl, en Corea del Sur, y anunció el recorte al 40 por ciento de sus operaciones al extranjero, particularmente a Europa, en donde vuela a Madrid, Barcelona y París.

“Sin duda, este ha sido el periodo más complejo que he vivido”, señaló Andrés Conesa, director general de la aerolínea en una misiva dirigida a sus trabajadores.

En el aeropuerto de Cancún se suspendió temporalmente el arribo de vuelos provenientes de Italia, confirmó el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Ante menores reservaciones en vuelos, las aerolíneas, a través de la ALTA han solicitado a los gobiernos de la región reducir o eliminar algunas tasas e impuestos para incentivar los vuelos y reducir al mínimo las afectaciones por cancelaciones o cambios de fechas de viaje.

Avianca es otra de las aerolíneas con operaciones en el país que recortó sus frecuencias internacionales al 40 por ciento desde su ‘hub’ en Bogotá, Colombia, ante el endurecimiento de las medidas de ese país.

La aerolínea opera tres rutas hacia la Ciudad de México: Lima, Bogotá y el Salvador, mercados en los que en las primeras dos semanas de marzo se observan contracciones en los niveles de ocupación y cancelación de viajes, de acuerdo con el director general para la región, David Alemán.

El director para México y América Latina de Avianca señaló que una de las garantías que buscan de los gobiernos es asegurar la operación de ‘slots’ –horarios de operación– en caso de que las aerolíneas deban suspender parcial o totalmente alguna ruta.

“Las medidas serían disminuir frecuencias en las rutas que no vemos demanda, nuestra petición es que los gobiernos puedan proteger los slots, como en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que es un aeropuerto que por su categoría tiene una gran saturación”, señaló el directivo de Avianca.

Ante ello, los administradores de los aeropuertos deberían garantizar que, una vez superada la crisis por el coronavirus, las aerolíneas puedan a volver a operar sus vuelos en los horarios habituales.

“A nivel global, lo que se percibe es que está aumentando el número de pasajeros que no se presentan a vuelo. Hay una disminución en los factores de operación en vuelos a Madrid, Barcelona”, agregó Alemán.

Hoteleros, ‘atentos’ al virus

Los hoteleros también están a la expectativa del número de contagios en el país, así como de las cancelaciones de vuelos internacionales hacia México, particularmente de eventos internacionales.

El presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, Braulio Arsuaga, señaló que, si bien los casos en México son pocos con respecto a otros países como Italia, los hoteleros se mantienen pendientes de las medidas a implementar para evitar contagios en los alojamientos.

“No ha habido un contagio entre mexicanos, el que tengamos (pocos casos) no es nada, Italia tiene 7 mil. Tenemos que estar atentos, no es si va a venir, sino cuándo va a llegar. Debemos estar atentos a esto”, señaló.

PIB turístico caería hasta 5%

La permanencia del COVID-19 tendrá un impacto en la economía, particularmente en la industria turística mundial y nacional.

En ese sentido, si la crisis sanitaria continúa, el impacto en la industria sin chimeneas en el país implicaría una contracción de entre el 3 y 5 por ciento del PIB Turístico, según el Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotu) de la Universidad Anáhuac.

Cicotur refirió que en un escenario de impacto severo, se impulsará a la baja las llegadas de turistas internacionales que caen más allá del 10 por ciento. Además de que el mercado doméstico se paralizará por algunas semanas y se reducirá significativamente el consumo turístico interno, sin que el consumo en viajes al exterior se redireccione.

Su expectativa es que las aerolíneas estarán entre las empresas con mayores afectaciones, por lo que los gobiernos del mundo deberán ser flexibles para apoyarlas ante las múltiples cancelaciones y los daños financieros que esto pueda traer.

Fuente: El financiero

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados