Estilo de Vida

Ser emprendedor en tiempos de cambio

Por Javier Alberto Rejón Vivas

Emprender es una decisión que se toma más a menudo de lo que se cree, muchos emprendimientos son discretos o digamos caseros, inician por la necesidad básica de requerir ingresos para ellos o sus familias.

Muchos, en el llamado ecosistema emprendedor no les consideran emprendedores porque no desarrollan una idea de negocio o no cuentan con una estrategia específica, sin embargo, considero que esto es un gran error ya que al ganar muchos de ellos experiencia y lograr cosas muy interesantes, aprenden acerca de los comportamientos de compra, detección de necesidades y a leer el contexto del mercado. Tal vez no lo hagan de una manera formal, pero al final del día se convierten en expertos en detectar áreas de oportunidad en el nicho que trabajan.

Por otro lado, algunos de los llamados emprendedores que pasan por procesos formales de incubación no cuentan con experiencia alguna en relación al contacto con el cliente y a pesar de tomar cursos y consultorías les da mucho trabajo presentar sus ideas y puntualizar sus áreas de oportunidad y además emprender se convirtió en una moda más que un objetivo.

La realidad es que no todo el mundo quiere ser emprendedor y forzar a alguien a hacer algo que no quiere es una acción inútil.

Es por ello que para los que sí querían aprender a emprender el Instituto Nacional del Emprendedor era un gran apoyo, les daba herramientas basadas en conocimiento, contacto y  de una u otra forma de sustento para poder orientar sus energías en relación a su emprendimiento.

La alianza con las instituciones educativas fue fundamental para fortalecer al ecosistema emprendedor, y esto generó en dichas instituciones un auge por tener una visión práctica de la realidad y no quedarse en la teoría. Además se generaron muchos negocios de consultoría a través de los cuales se han logrado impulsar grandes ideas así como muchos otros negocios que eran parte del ecosistema.

Sin embargo, según Graciela Márquez Colín, Secretaria de Economía del Gobierno Federal, se eliminará el INADEM y al parecer lo sustituirá con microcréditos, en el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

Se dice que continuarán los apoyos al emprendedor, sin embargo, además del dinero uno de los más vitales era el conocimiento, hoy más que nunca la gestión del conocimiento es el principal activo y si este aspecto no se toma en cuenta en la siguiente administración será una pena y un desperdicio de dinero.

Emprender no debe nacer de un sentimiento sino de una decisión razonada, es una responsabilidad auto adquirida que requiere de compromiso y afirmación diaria. Es un camino solitario que se consolida de acuerdo a la capacidad de adaptación y resiliencia del emprendedor.

Lo único seguro en el camino del emprendimiento es que todos los días hay que tomar decisiones que te harán pensar en dejarlo todo. Sin embargo, como toda construcción, al paso del tiempo se irá viendo la obra y podrás descansar a su sombra.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.