Se controla fuga de agua

Publicado el: 12 agosto 2017

En un recorrido la mañana de ayer por la colonia Bojórquez, se observó que seguía brotando agua de la zanja abierta en la calle 61 A con 96, donde el día anterior se rompió la tubería que causó una megafuga.

Según José Germán Jiménez Espadas, gerente de Distribución de la Japay, la avería ya era no tan abundante como en las horas de mayor gravedad registradas, de 8:30 de la mañana a 11:30 de la noche, cuando unos 20 fontaneros se dieron a la tarea de sellarla.

El funcionario detalló que los trabajos que se realizaban ayer por la mañana fueron para sustituir la pieza, lo cual se hacía mucho más rápido que la noche anterior porque ya no había fuga y el área está más limpia.

“No es lo mismo que cuando está la fuga, porque el agua está turbia y aunque nos metemos con el visor, a veces la visibilidad no es tan buena, y son más complicaciones, pero lo que más estorba es el espacio reducido”, aseguro el funcionario de la Japay.

Luego recordó que ya fueron tres fugas importantes en los últimos meses, esta última ocurrida en la calle 61 A entre 96 y 98; una similar en abril pasado, en la misma calle, sólo que con cruce en la 106 y que afectó a más de 234,000 vecinos de 84 colonias del sur y poniente de la ciudad, y otra en la calle 60.

Sobre el costo de la reparación, Jiménez Espadas dijo que no lo tenía a la mano, pues él sólo pasa los datos al jurídico y a la administración de la Japay, y estas instancias determinan los precios, por ejemplo de las abrazaderas, el número de horas que se trabajó y cuánto personal lo hizo.

Aspectos de la mega fuga de agua en la 61 con 96 de la colonia bojorquez

Aspectos de la mega fuga de agua en la 61 con 96 de la colonia bojorquez

Preguntado por qué ocurren estos desperfectos y sí las empresas que perforan pozos para el Ayuntamiento cuenta con los planos adecuados, el entrevistado sostuvo que la Japay no sólo le proporciona dichos planos, sino que además da la indicación de que en el primer metro con 40 centímetros se realice un sondeo “a mano” y que no metan la perforadora en forma directa.

“Son las indicaciones que damos. Sí hay una coordinación con el Ayuntamiento, pero lo demás ya queda en manos del supervisor y del contratista”, dijo.

Luego agregó que en general la tubería de Mérida está en buen estado.

“No es que sea nueva, los trabajos del Centro Histórico nos dieron la oportunidad de cambiar un tramo de tubería que data de 1907, son tramos de acero francés, y es una tubería que está en excelentes condiciones. Las rupturas han sido por accidentes”, dijo.

Enojo vecinal

Vecinos entrevistados cerca del lugar comentaron que se debería tener más cuidado al hacer estos trabajos, pues fugas como ésta perjudican a muchas familias no sólo por el agua que penetra en sus predios y daña sus pertenencias, sino porque se quedan sin servicio varias horas, indispensable para muchos de sus quehaceres.— Luis Alpuche Escalante

“Antes de trabajar deberían comprobar que no haya tubería, no que parece que lo hacen al revés, meten la máquina para ver si hay y ya luego viene el problema”, señaló Vicente Gamboa Rodríguez, vecino de la colonia Bojórquez, quien observaba los trabajos del personal de la Japay.

El vecino agradeció la labor de los trabajadores y se dijo “asombrado” de ver como se sumergen bajo el agua llena de lodo para hacer las reparaciones, sin más equipos que sus manos y llaves, pues ni los ojos pueden abrir dentro del agua.

Escribe un comentario.