Primera denuncia penal contra Doris Candila

doriscandilaMérida, Yucatán, a 10 de diciembre de 2012.- El Ayuntamiento de Mérida, por conducto de su apoderado legal, Rodrigo Osorio Cáceres, interpuso ante la agencia investigadora 10 de la Fiscalía General del Estado una denuncia en contra de María Doris Ybone Candila Echeverría, ex directora del Instituto Municipal de la Mujer, por un daño patrimonial de 100 mil pesos, al distraer dinero en efectivo del objeto para el que debió ser destinado.

La denunciada también se quedó al dejar el cargo con 50 mil pesos, que devolvió siete días después. Ambas cantidades corresponden a pagos por servicios de honorarios que debió entregarle a Rosario de Fátima Díaz Borges, prestadora de servicios profesionales de capacitación a personal operativo de la Casa Refugio para las Mujeres Víctimas de la Violencia Extrema (Carem).

En la denuncia, presentada este lunes poco después de las 6 horas, se precisa que Díaz Borges acudió el 4 de septiembre pasado ante las nuevas autoridades municipales a reclamar el pago de dos recibos de honorarios, por 100 mil y 50 mil pesos, por los servicios prestados durante mayo, junio, julio y agosto de 2012.

Al dejar el cargo, Candila Echeverría no informó sobre pagos pendientes a proveedores. Sin embargo, al revisar los fondos con que contaba el Instituto, se detectó que el 18 de julio de 2012, la entonces directora del Instituto Municipal de la Mujer obtuvo de la Dirección de Finanzas y Tesorería un vale de caja por 320 mil pesos para “gastos diversos de mantenimiento, capacitación y compra de alimentos para las usuarias”.

Entre los conceptos mediante los cuales se justificó la expedición del vale se encuentran el pago de los recibos correspondientes a Díaz Borges, por lo que debió haber cubierto el adeudo, pero la ex funcionaria se quedó con los recursos a pesar de que ya había dejado el cargo, como confirmó Amaranda Becerra Puerto, quien se desempeñaba como administradora del Instituto.

Cuando el actual director de Desarrollo Social, Salvador Vitelli Macías, habló por teléfono con Candila Echeverría, ésta, después de una serie de evasivas, aceptó haberse llevado y tener en su poder 50 mil pesos, correspondientes a uno de los recibos de Díaz Borges. La plática se encuentra notariada.

El 7 de septiembre, Candila Echeverría acudió a las oficinas del Instituto y en presencia de varias personas entregó 50 mil pesos con los que indebidamente se quedó al dejar el cargo. Sin embargo, se ignora el paradero de los 100 mil pesos que aún reclama Díaz Borges, por lo que el Ayuntamiento decidió interponer la denuncia.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados