¿Por qué practicar yoga?

Al practicar yoga se logra la integración del movimiento con la respiración. Su práctica se convierte en un agente de transformación potente que provoca cambios profundos en nuestra salud.

Por Virginia Gómez*

El uso del yoga es visto como una  medicina de prevención o rehabilitadora ya que estimula los procesos metabólicos y anabólicos, mejorando la circulación de energía y oxigenando el cuerpo.

Cuando hablamos del yoga no solo hacemos referencia a los beneficios fisiológicos (por ejemplo, el aumento de flexibilidad o la disminución de la rigidez muscular), sino que tenemos que mencionar las consecuencias positivas que produce en la mente, el bienestar emocional y el cerebro.

Te presento solo dos beneficios de practicar yoga:

Reducción de estrés

La situación actual durante la pandemia lleva a muchas personas a padecer estrés, generando problemas de salud psicológica como depresión, ansiedad, etc. Un estudio hecho en 2013 por la Universidad de Thirthalli, India,demostró que el tratamiento con una adecuada práctica llevada por un profesional o psicólogo certificado en yoga, reduce los niveles de cortisol, hormona que se libera en respuesta al estrés. 

El cortisol es necesario para el cuerpo ya que regula y moviliza la energía en situaciones estresantes, pero si tenemos demasiado o aumenta en situaciones que no lo necesitamos, produce efectos muy negativos en todo nuestro cuerpo. Practicando yoga podemos bajar los niveles de ésta y, por tanto, reducir el estrés.

Mejoramiento del sueño

La serotonina es un neurotransmisor que deriva de un aminoácido llamado triptófano, el cual envía mensajes dentro del cerebro y a través del sistema nervioso participa en muchos procesos, como el de regular el humor o el apetito. Además, una de sus labores principales es aumentar la producción de melatonina, hormona que regula los ciclos del  sueño, siendo de gran ayuda para conseguir un descanso apacible.

Asimismo, la serotonina interviene en el control del estrés y la temperatura corporal. “La práctica del yoga aumenta los niveles de serotonina por lo que ayuda a dormir mejor”, afirma el Dr. Mulai Doraiswam, autor de un estudio de la Universidad de Duke en el que se incluyó la revisión de más de 100 trabajos de investigación sobre el yoga.

El aislamiento social que se vive en todo el mundo está afectando también nuestro patrón del sueño, por lo que incorporar el yoga a nuestras vidas es una gran opción para evitar esas largas noches de insomnio. De igual manera, hoy día muchas empresas europeas y del mundo entero tienen como prestación a sus empleados la práctica de yoga, ya que se observó que bajó la incidencia de faltas en el trabajo y un mejor rendimiento en sus empleados.

(*) Psicología y Yoga Couch con experiencia de 25 años.
Instagram: vikkayoga
Facebook: vikayoga

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados