Estilo de Vida

Messi, el capitán de Wembley

El jugador del Barcelona tiró del carro de su equipo para sacar adelante un partido en el que el Tottenham estuvo apunto en dos ocasiones de remontarles.

Lionel Messi ha sido muchas veces criticado por su manera de jugar al fútbol. El astro argentino pasa mucho tiempo andando y apenas se compromete en las tareas defensivas. Aunque ejemplos como el vivido en Wembley, escenario mítico tanto para él como para el club, evidencian que La Pulga puede ser ese líder que tira del equipo en los momentos difíciles no solo con goles, sino con su entrega sobre el terreno de juego.

El resultado de ese encuentro fue de 2-4, con un doblete por parte del Messi. Además, participó activamente en los dos primeros goles del FC Barcelona y mandó al poste dos balones prácticamente calcados con el 0-2. Aunque, lo más destacable del argentino en este encuentro no fue su elevada intervención en ataque, sino su entrega en defensa, sobre todo cuando más apretaba Wembley y el Tottenham para lograr el empate con el 2-3 en el marcador.

Y es que la desafortunada jugada del 2-4, con la que Messi fulminó a los londinenses, comenzó con una presión suya muy intensa, como pocas veces se le recuerda. Todo ello en el minuto 90, lo que ejemplifica el papel de primer capitán que ha adquirido esta temporada en el conjunto culé.

Ahora lleva la voz cantante en el vestuario, tras las marchas de hombres como Xavi Hernández o Andrés Iniesta, ayuda a sus compañeros e incluso se le ve más implicado en labores defensivas en los partidos en que es necesario. Él se considera que debe ser un ejemplo para los demás y de ahí que vea necesario dejarse la piel para pelear cada punto tanto en LaLiga Santander como en la Champions League, como fue en este caso.

Sus compañeros están con él

Es más, como el propio Jordi Alba expresó después del partido, cuando el resto de los futbolistas culés ven a Messi dejarse el alma por el equipo, no les queda más que apretar los dientes y entregarse aún más. Ese ánimo lo contagia un líder, un capitán, al que todos los jugadores seguirían hasta el fin del mundo.

Además, este no es más que otro ejemplo de que esta temporada el Barça tiene como principal objetivo conquistar la Champions League, un título al que ya podemos realizar apuestas online sobre qué equipos vemos como posibles vencedores de este. Ya lo dijo con micrófono en mano en la presentación ante su afición en el trofeo Joan Gamper, un mensaje que llega desde un vestuario que quiere acabar con la hegemonía blanca en esta competición.

Todo esto demuestra que Lionel Messi es un gran líder, un jugador que se tiene ganados a unos compañeros que le acompañarán cada vez que este dé ese paso hacia adelante. Un respecto y una admiración que se eleva con gestos como el de Wembley, que permitió al equipo encadenar su segundo victoria seguida en la Champions y cerrar prácticamente su pase a octavos de final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.