Estilo de Vida

“La codependencia: una adicción a la relaciones humanas”

Por Gabriela García Magaña / Psicoterapeuta

El prefijo co proviene del latín y significa con. La palabra codependiente en sus inicios se usaba como sinónimo del término habilitador; un habilitador es alguien que asiste a una persona, podría llamarse una compañía.

Un codependiente, sin embargo, no es alguien que vuelve a la persona dependiente, sino que es un aliado inconsciente del padecimiento de su familiar o amigo cercano. Un ejemplo de ello, puede ser el caso de un adicto, donde el codependiente elabora excusas, minimizando o negando las repercusiones que puedan tener el comportamiento disfuncional del adicto. Esta situación compete a toda persona que sacrifica su tiempo, esfuerzo e incluso dinero para resolver los problemas de otros; ya sea salvar a una pareja, amigo o persona con la que tiene una relación cercana. Estas personas a menudo tendrán la tendencia a establecer relaciones con otros que presentan problemas afectivos, sociales, familiares o financieros; ignorando los problemas de su propia vida.

10 Signos y síntomas de la codependencia:

  1. Propensión a pensar solo en el bienestar del otro, sin tener en cuenta sus propias necesidades.
  2. Un sentido exagerado de responsabilidad por las acciones del otro.
  3. Tendencia a confundir amor por lástima, por lo tanto, “amar” a personas por las que puede sentir lástima y rescatar.
  4. Instinto a relacionarse a menudo con individuos con problemas disfuncionales.
  5. Orientación a sentirse heridos cuando las personas no reconocen sus esfuerzos o no son correspondidos de la manera que esperan.
  6. Hará todo para permanecer en la relación, para evitar sentimiento de abandono.
  7. 7.Compulsión por controlar a otros:  regulando los sentimientos internos propios a través del control de personas, conductas y situaciones.
  8. Falta de confianza en sí mismo y en los demás, y por ende miedo a ser abandonados.
  9. Problemas al establecer los límites con las personas.
  10. Falta de confianza en la toma de decisiones.

 

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.