Fuerte lluvia trae beneficios

Publicado el: 20 abril 2017

Las lluvias trastornaron ayer miércoles las actividades en varias comunidades de Yucatán y, según los pronósticos, hoy jueves habría lluvias acompañadas de tormentas eléctricas.

lluviasEl Servicio Meteorológico Nacional (SMN) reportó ayer que en Muna cayó una lluvia extraordinaria, de 104.8 milímetros, la única de su tipo durante la jornada del martes en el país.

Según la dependencia, la precipitación pluvial estuvo acompañada de una tormenta eléctrica y vientos superiores a 40 km/h.

En la misma jornada, según el SMN, en Valladolid cayó una lluvia de 25.8 mm, que fue la sexta más copiosa del país, y hubo temperatura de 38.1°, la tercera mayor del martes en México.

La lluvia de anteanoche martes duró unos 35 minutos y puso a prueba los 10 macropozos que Grupo Xcaret construyó en Valladolid.

Juan Pablo Sanmiguel, guía de turistas del Centro, dijo que antes de los macropozos tardaba hasta 45 minutos que los encharcamientos fluyeran hacia la rejollada cercana, pero anteanoche duró 15 minutos.

Sin embargo, varios autos se quedaron varados en la 41 entre 38 y 40 durante el encharcamiento.

Ayer miércoles en la mañana cayó otro aguacero, de unos 30 minutos, y el agua fluyó hacia los macropozos en unos 20 minutos.

En Tizimín, la lluvia ocasionó ayer no sólo encharcamientos sino también un apagón en casi toda la ciudad, de modo que dejaron de funcionar los semáforos de las calle 50 con 47 y 48 con 47. El aguacero duró media hora, pero, según el agricultor Arturo Pech Sulú, fue un alivio para las parcelas “en completa sequía”.

“Por fin el dios Chaac se apiadó de nosotros”, dijo.

En Progreso, ayer llovió a las 10 de la mañana y al mediodía el cielo se despejó de nublados, lo que aprovecharon unos 500 turistas del crucero Carnival Fantasy y paseantes locales para instalarse en palapas de la playa y meterse al mar.

Pero a las 2:45 llovió de nuevo y la tarde siguió con nublados y lloviznas.

Ante ello, grupos de turistas se marcharon, lo que afectó las ventas de artesanos, ambulantes y trovadores, principalmente.

En Izamal, tras varios días de lloviznas aisladas, una fuerte lluvia bañó ayer parejo al municipio y sorprendió a los turistas y artesanos en el centro de la ciudad.

En Tekax, un aguacero de más de una hora, anteayer en la tarde en la ciudad, paralizó las actividades comerciales y evidenció el problema de la falta de pozos pluviales.

Vecinos indican que el problema afecta sobre todos en calles importantes de la ciudad, como la 55 rumbo al Colegio de Bachilleres y secundaria estatal, en la curva de la colonia Padre Eterno, y la “superavenida” de la 41, entre otras vías.

En Tzucacab, algunos productores informaron que la lluvia de anteayer beneficiará al campo, porque crecerá el pasto y ayudará a los árboles frutales, pero otros señalaron que la granizada dañó los cultivos de sandía.

Fuente: Diario de Yucatán

Escribe un comentario.

Escucha Radio Yucatán FM.com