Comuna debe demostrar daño a calles rociadas con ácido

Publicado el: 18 mayo 2017

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Yucatán, Luis Castillo Campos, señaló que si existe un daño a las calles por ataques con ácido, como ha denunciado el Ayuntamiento de Mérida, éste deberá ser demostrado y en este sentido se deben aportar todas las evidencias necesarias.

_6903Si existe el daño deberá ser demostrado y, al mismo tiempo, pues poner todas las evidencias necesarias para que sean castigados los responsables, señaló.

Dijo que la petición de la CMIC es que se investigue, que se llegue a las últimas consecuencias y se castigue a los responsable, pues si se toma como se ha denunciado, es un ataque a las vías de comunicación del municipio.

Sobre los daños que podrían causarle a la carpeta asfáltica por algún ácido, expuso que éstos dependen del tipo del que se utilice, de cómo reaccionan éstos con el agua y con el aforo vehicular.

—Sí podría haber un daño por uno de estos agentes si se daña la capa impermeabilizante, el sello que llamamos, que es de emulsiones asfálticas y que, en caso de que haya el daño, el agua puede penetrar y destruir la estructura de la calle, expresó.

De acuerdo, con reducción de casas

En otro tema, el dirigente de la CMIC se manifestó a favor de la reducción en el tamaño de las habitaciones de las viviendas económicas, pues dijo que esto funciona más bien por requerimientos federales y en relación con el subsidio.
Aceptó que esta reducción está en el límite de la comodidad humana, pero dijo que “es mejor tener una vivienda pequeña a no tener”.
Cabe recordar que las medidas propuestas por la Canadevi y avaladas por el Consejo Municipal de Desarrollo Urbano, del cual forma parte la CMIC, es que las habitaciones de la viviendas económicas pasen de ser de 3.25 metros por 3.77 a 3.25 metros por 3.
Dijo que la CMIC apoya la propuesta, ya que “es mejor tener una vivienda pequeña que no tener”, pues considera que la redistribución de espacios a los hogares debe hacerse por una cuestión económica para los derechohabientes.
Expuso que no se debe contemplar sólo “la comodidad y el buen vivir”, sino que el asunto debe estar acorde con lo económico y que se deben aprobar las medidas para que la Conavi siga dando subsidios y los derechohabientes se sigan beneficiando.
Al final se preguntó, además, “¿cuántos podemos tener acceso a viviendas amplias, a viviendas grandes y cuántos no?”

Escribe un comentario.