Canacome, dispuesta a colaborar para superar pobreza extrema

Publicado el: 13 septiembre 2017

El presidente de la Cámara de Comercio de Mérida, Juan José Abraham Dáguer, señaló que este organismo está en total disposición de colaborar con las autoridades de los tres niveles de gobierno en políticas de intervención para atender a poblaciones en pobreza extrema, como las de San Antonio Kaua en Kanasín.
—Para que una población pueda salir de un nivel de pobreza importante no bastan los apoyos, no basta ir y regalarles algo, hay que darles capacitación, hay que darles un trabajo permanente y para ello podemos colaborar con las autoridades, expresó.
Dijo que el sector privado genera una cantidad de empleos muy importante que en este caso pueden ser útiles para este tema, porque podrían ser utilizados para esta gente que se encuentra en estados de pobreza, previa capacitación y con plazas de trabajo aseguradas.
—Desde luego que sí se debe cubrir la necesidad inmediata y esto corresponde desde luego a las autoridades, pero también se debe de trabajar en un plan a mediano y largo plazo, que les permita salir de manera sostenida de la pobreza.
—Por ello se debe dar una labor conjunta, a lo mejor, se me ocurre, a través de ferias de empleo, asegurando un cierto número de vacantes y dando capacitación, y a lo mejor el gobierno podría apoyar en algún tema de transporte, además de que el sector privado apoye precisamente en la capacitación y los empleos, expuso.
Dijo que en este caso la canaco está en disposición de sumarse a cualquier iniciativa que se haga en este sentido.
—Porque no es algo que podamos hacer solos y al final de cuentas hay que crear las fuentes de empleo que necesitamos, pero también debemos dar la capacitación para cubrir las vacantes que necesitamos, señaló.
Añadió que las empresas del sector privado tienen bien presente el tema de la responsabilidad social y cada vez es más creciente.
—Es algo que cada vez se toma más en cuenta. Existe el distintivo ISR (Empresa Socialmente Responsable) que engloba diferentes prácticas en este sentido, tanto en prestaciones, como en sueldos, como en ambiente laboral. Ya hay más de 20 empresas y cada año se suman 8 o 10 más y es una cultura que cada vez está más permeando y además como empresarios debemos procurar la calidad de vida de nuestros trabajadores y de las comunidades donde nos desarrollamos, señaló.

Escribe un comentario.