De las vigas a las macetas

Previous
Next

Especial Revista Yucatán

En medio de nuestra aventura por Homún nos encontramos con unas macetas preciosas de todos los tamaños, con múltiples y hermosos diseños, las cuales son fabricadas enteramente a mano por Luis Enrique Chi Espinosa, quien nos contó su historia gustoso.

“Anteriormente era albañil y trabajaba en Mérida, desgraciadamente tuve un accidente en moto y me rompí un brazo. Una vez recuperado, ya no podía cargar cosas pesadas y vi unas macetas parecidas a las que vendo, ahí me nació la idea de empezar a fabricarlas”, menciona.

Luis cuenta que al principio era un proceso complicado, y las primeras macetas se rompían o no quedaban tan bien detalladas, pero con el tiempo fue agarrando práctica. “Cuando vi que a la gente le gustaban y me las compraban, fue el momento en el que decidí dedicarme a esto”, agrega.

Debido a la falta de infraestructura, por ahora solamente comercializa sus macetas en Homún y en algunos pueblos vecinos, pues éstas tienen un peso que va desde los 10 ó 12 kilos, hasta otras que llegan incluso a los 200 kilos.

Las macetas están fabricadas de polvo de piedra con cemento gris, y Luis puede darle el acabado que le solicites: “Yo mismo fabrico mis moldes, incluso a veces hago los que me piden personalizados, me dan la idea, compro un plástico especial y de ahí saco el molde”.

“Tras seis años de dedicarme a esto hoy me siento muy feliz porque siento que representa algo especial para mi pueblo, ya que es algo original, una artesanía hecha por manos mayas. Cuando se llevan una maceta, se llevan un pedacito de Homún a sus hogares”, finaliza con orgullo.

Fotografías: Julio Leal Ortiz

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next