Tú me bastas

Previous
Next

Un parpadeo de tus ojos

abre emociones infinitas.

Un amanecer

Un brillo

florece en ti

como infante sin apuro.

Tú me bastas.

Mi vida

es un instante bajo el sol

y entre la espuma

de las olas

reinas en sosiego.

Tú me bastas

para andar a ciegas.

Para ahogar el tedio

en el mar de tu mirada.

Me colmas.

Credo y verbo de mi fe

sin duelo.

Mirra y miel

alrededor de tu cuello.

En el brillo de tus ojos

surca el arcoíris.

Diminutos astros

para vivir y redimir el sueño.

Me nutro de ti

sin desaliento

(Infinitos diamantes

de sal coronan

tus labios tibios).

Tú me bastas

al alunacer en tu

cama y eternizarme.

Tú me bastas

para vivir sin miedo.

Rafael Aguiar

Agosto 2020

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next