Luis Ramírez Aznar, cronista del siglo XX

Por José Góngora López

capitanlocutor@hotmail.com.

Quienes tuvimos el privilegio de leer algunos de los numerosos artículos periodísticos y libros editados por Don Luis Ramírez Aznar, quedamos asombrados por la precisión de sus datos, admirando su dinamismo y perseverancia para realizar las investigaciones que invariablemente lo llevaron al éxito en sus propósitos.

Don Luis nació en el año de 1919 por lo tanto estamos conmemorando los cien años de su nacimiento. Una fructífera vida entregada a la investigación histórica y deportiva dejándonos un legado valioso que continúa vigente.

Cuantitativa y cualitativamente, su obra constituye una aportación muy importante para la historia peninsular que nos permite adentrarnos en nuestras raíces axiológicas más profundas, lo cual nos llena de legítimo orgullo. Hombre de gran fortaleza física y recio carácter, Don Luis lograba sus propósitos venciendo los obstáculos que se le presentaban y siempre procurando documentar sus escritos con fuentes dignas del crédito académico.

La formación educativa de Don Luis la recibió principalmente de su abuelo Don Gabriel Aznar y Pérez, eminente Jurisconsulto, Catedrático y Rector del Instituto Literario de Yucatán. Los estudios realizados por él fueron hasta la secundaria por lo que fue prácticamente autodidacta.

Durante los años de 1940 a 1946, permaneció en los campamentos chicleros del sur de Yucatán y de Quintana Roo, donde convivió con la población maya de esos sitios, lo que coadyuvó a forjar su carácter.

Sus inicios en el periodismo se dieron en la población de Peto, Yuc., en donde publicó sus primeros reportajes en el periódico “La Voz del Sur” del pueblo de Tekax, con lo cual dio inicio a una fructífera carrera periodística.

En 1946 se integró a las filas del Diario del Sureste, donde desempeñó diferentes puestos y cubrió todas las fuentes, desde aeropuerto hasta notas de policía, destacando principalmente en los deportes, en especial el beisbol y el box. En este medio desarrolló su primera etapa periodística y durante veinte años publicó numerosos reportajes y notas periodísticas y acercó a los lectores a las diferentes zonas arqueológicas, playas, grutas, conventos y vestigios coloniales.

El primero de estos reportajes fue sobre Bacalar en 1970. Ante la gran aceptación del público, se prolongaron prácticamente durante todo el tiempo que laboró en el Novedades, de manera que llegaron a sumar varios miles. En el mismo diario dirigió también la sección Artes y Letras y posteriormente el magnífico Suplemento Dominical.

Como se puede ver, Don Luis como periodista se extendió durante sesenta años. Aún no se han recopilado todas sus publicaciones, aunque se calculan en unas seis mil durante esas seis décadas. Publicó además catorce libros y dejó uno inédito.

No cabe duda de que cuando se conjugan talento, perseverancia y una gran honestidad, los resultados son impresionantes. Tal es el caso del eminente periodista Don Luis Ramírez Aznar, que marcó una época en la historia de Yucatán y dejó para la posteridad un valioso legado del cual seguimos abrevando quienes nos interesamos por conocer nuestro pasado.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados