Cultura

Los migrantes del sur

Por María Isabel Juárez

“Al estar en la mira de muchos que quieren desaparecerme, y que en cualquier momento pueden hacerlo, pensé que era necesario dejar un testimonio más acerca de mi experiencia con mis hermanas y hermanos migrantes. Son muchos los intereses que he estorbado del crimen organizado y del crimen autorizado”.

img_1261

El padre Solalinde se convirtió en una de las figuras más notables de la iglesia en la defensa de inmigrantes de América Central y del Sur en su recorrido hacia Estados Unidos y ha condenado públicamente los abusos a los que son sometidos en complicidad entre autoridades y bandas criminales en este nombrado Holocausto del Siglo XXI.

José Alejandro Solalinde Guerra, sacerdote católico mexicano, defensor de los derechos humanos de los migrantes y coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano y director del Albergue Hermanos en el Camino, ha realizado en conjunto con la antropóloga Ana Luz Minera, una recopilación de los sucesos migratorios que en carne propia sufren niños, niñas y adolescentes no acompañados en su travesía por el país buscando llegar a Estados Unidos.

libroEste libro desenmascara la inhumana realidad de los migrantes centroamericanos tratando de cruzar de sur a norte por territorio mexicano y que en complicidad con instancias migratorias y autoridades con licencia pública, el narcotráfico y la indiferencia social, son expuestos a suerte de la delincuencia, misma suerte que no ha sido distinta en sus países con políticas erradas, fenómenos naturales, extrema pobreza y violencia, lo que los obliga a tomar arriesgadas decisiones; razones principales que han derivado en esta ola migratoria donde hasta hace poco la cifra de niños no acompañados alcanzaba los 50 mil, alarmante número que forma parte de los casi 400,000 migrantes que atraviesan suelo mexicano provenientes principalmente de Nicaragua, El Salvador y Honduras, de acuerdo a los registros que se tienen hasta ahora.

Ana Luz Minera realiza una escrupulosa investigación para su tesis de doctorado que le mantuvo durante varios meses cuestionando a los migrantes sobre aspectos y momentos cruciales. La información obtenida resultó tan profunda y trascendente que incluso explora la fe y cómo Dios se hace presente en el albergue y en toda la ruta migratoria como esperanza, incluso a través de quienes con su generosidad y valentía como voluntarios, les extienden alimento y aliento a continuar resistiendo en carne propia el arrebato de una realidad capitalista, corrupta e impune. Al no representar votos en las urnas y sólo números en el gasto público, los únicos beneficiados son los que secuestran, roban, violan, trafican y venden con jugosas cantidades a humanos que nadie, salvo sus cercanos, saben de su existencia que salieron en busca de una oportunidad para vivir un poco mejor, pero no saben su fin, todo ello, bajo los ojos de autoridades que “no ven” y pretenden que no sea visto.

“Los niños, las niñas, los adolescentes y los jóvenes migrantes son los protagonistas de una gesta histórica en la transformación de la humanidad, el 80% de los migrantes, son ellos, los jóvenes quienes están dejando su lugar de origen y arriesgan la vida en su tránsito para llegar a una aventura que no conocen y que no saben a ciencia cierta en qué va a parar, en medio de situaciones peligrosas que pueden marcar su vida, destruirla o incluso acabar con ella.

Algún día ellos serán la transformación de la humanidad y habrán nuevas formas de ver desde el punto de vista de los migrantes. El norte no cree en los valores del sur y se defiende de sus hermanos migrantes; Donald Trump pone barreras con el muro porque no puede entender que está ante las puertas de una gran transformación, al ser humano siempre le ha dado miedo el cambio, la gente va a continuar desplazándose y debemos estar muy atentos a los que sobrevivan ya que serán los que escriban una nueva historia. Los migrantes del sur, es un libro que tiene muy presente el significado de la migración, forzada por el sistema capitalista comparable a una nueva conquista sin armas, el norte geopolítico, Europa, Estados Unidos, han conquistado y explotado de mala manera al sur, y ahora el sur que no tiene otra opción que salir a la conquista del norte, va hacia allá sin armas, va con amor, con la fe, con la riqueza humana que tienen las personas”. Padre Alejandro Solalinde.

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.