Chengdu, capital del oso panda

Una ciudad hermana de Mérida

Texto y fotografías por: José Luis Preciado

Yo desde sexto de primaria sabía dónde estaba China y su capital, lo ubicaba en el mapa sin problema, ellos no. Saben de México gracias a la telenovela “Los ricos también lloran” y ahora por la película de dibujos animados “Coco”, del tequila, mariachi, que somos el vecino del sur de Estados Unidos y algunas reminiscencias de la violencia en el país…y pare usted de contar.

Desgraciadamente son pocos los que entienden que es urgente y necesario estar en China, mostrarles nuestro país en su esencia más actualizada. China está en auge, escuchamos de ella en todos lados, el mundo quiere su amistad, saben que es el jugador número uno, todos buscan que sus nuevos ricos vacacionen en sus respectivos destinos. Mérida ha entendido el mensaje y acude a refrendar la amistad con Chengdu, la ciudad más feliz de China, pertenece a la provincia de Sichuan, considerada el santuario del oso panda, una de las ciudades más amables y tolerantes de China, es llamada “la llave de la inversión”, Chengdu se creció ante el castigo de no ser parte de la zona costera donde se asientan, Macao, Shanghai, Hong Kong, y otras más, por ello extendió sus brazos hacia el centro de Asia, India, Nepal, Pakistán, ahora se conecta con Luxemburgo a través de un imponente tren bala ¡Así de enorme es la ambición por salir y mostrarse!

mérida se hizo hermana de chengdu

¿De qué sirve esta cercanía?

Quizás lo más inmediato es atraer al creciente turismo chino a México y concretamente a Yucatán, es por ello que el alcalde de Mérida, Renán Barrera, firmó un acuerdo y ha hecho posible que unas 300 agencias de viajes se interesen y se fijen en Mérida, hay la propuesta de abrir una oficina de viajes en la capital de Yucatán, lo harán el próximo mes de noviembre, cuando las ánimas vuelvan a poblar las calles, allí estarán los chinos activando su flash, el tema del respeto a la muerte les atrae de manera ancestral y profunda.

 

 

Renán Barrera, dijo en Chengdu: “Vengo a nombre de cada uno de los habitantes de Mérida, una de las ciudades coloniales que albergarán la cumbre de los premios Nobel de Paz en septiembre próximo, una ciudad que avanza rumbo a una ciudad inteligente, junto con el plan de infraestructura verde. Mérida es calificada como la ciudad con mejor calidad del aire y la más segura de México”.

La nueva economía provee nuevas oportunidades

Chengdu es mucho más que un tierno oso panda -símbolo de China- tiene unos veinte millones de habitantes que escalan a pasos de gigante mejores posiciones económicas, en toda la provincia de Sichuan hay unos noventa millones, todos se mueven al ritmo de la actualidad, la nueva economía, la nueva ecología y el nuevo escenario, quieren viajar, conocer otros lugares, hacer negocios, establecer la huella china, habitar otros países, qué mejor si es cerca de los Estados Unidos. Saben que Trump pasará, como pasa un huracán dejando daños y encumbrando a nuevos jugadores en la economía mundial y son los chinos llamados a ocupar ese sitio.