Asómate a los secretos de Los Chenes

Previous
Next

Por Carlos del Castillo

La reactivación turística comienza a resurgir en nuestro país. Uno de los puntos turísticos que cerraron completamente fueron las zonas arqueológicas, no obstante, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) está reabriendo poco a poco estos centros, siguiendo, claro está, estrictos protocolos sanitarios propios de la nueva normalidad con el fin de garantizar el bienestar del personal operativo y de los visitantes.

A pesar de que se mantendrá un aforo mínimo en estos lugares, te dejamos una recomendación de una pequeña zona arqueológica ubicada en Campeche y que seguramente no estará tan concurrida por los turistas.

“Bóveda pintada”

En un amplio valle en la región de Los Chenes, alrededor de 300 años A.C., se fundó una pequeña comunidad maya de sencillas construcciones. Con el transcurso del tiempo, este asentamiento comenzó a adquirir gran relevancia y gracias a su organización política y social fueron capaces de realizar grandes edificios de suma importancia a nivel regional: me refiero a la ciudad maya de Dzibilnocac.

La mayoría de sus construcciones reflejan el poder de los gobernantes: dos estelas labradas en piedra caliza correspondientes a los años 731 y 764, fueron erigidas para dejar constancia de su posición y grandeza (su apogeo fue en el Clásico tardío 600-900 d.C.) antes de la caída de la civilización maya.

El Palacio “Edificio A1”

Se encuentra en la parte central del asentamiento, donde debieron habitar los nobles, sacerdotes y las clases altas. Destaca una amplia plaza rodeada por estructuras, es de un nivel con varios cuartos en forma paralela, con tres torres sobre una gran plataforma de escalinata.

Cómo llegar

Desde la capital campechana se toma la Carretera Federal No. 262 hasta el poblado de Hopelchén, con una distancia de 90 km; de ahí dirígete hasta Dzibalchén distante 40 km, y posteriormente 20 km hasta Vicente Guerrero (Iturbide), comunidad adjunta a la zona arqueológica maya de Dzibilnocac.

RECUERDA

Debido a la reapertura de las zonas arqueológicas y para evitar posibles contagios, hay nuevos protocolos al momento de entrar y durante tu estancia:

Toma de temperatura y acceso con cubrebocas.

Horario: Lunes a viernes de 09:00 a 15:00 horas

Aforo: Máximo 50 personas

Servicios disponibles en la zona: Unidad de Servicios, gel antibacterial, sanitarios, estacionamiento, señalización externa y cédulas restrictivas e informativas.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

Previous
Next